Nuestra crítica de “An Awesome Wave” (Infectious, 2012) ya señalaba dos cosas… La primera, que el disco de alt-j estaba destinado a marcar profundamente las listas de lo mejor del año y que, entre todas sus canciones, “Fitzpleasure” resultaba especialmente impactante. Y la segunda, que esta no es una banda al uso, sino que lleva hasta el terreno de la experimentación todo un conjunto de elementos de folk y pop electrónico que, una vez removidas en su probeta, se convierten en algo diferente y fascinante. Así las cosas, no es de extrañar que para el videoclip del mencionado tema se hayan marcado una sorprendente pieza dirigida por Guillaume Cagniard que roza otras artes (la danza y la expresión corporal) pero que, a la hora de la verdad, no hace más que adaptarse como un guante al propio imaginario de la canción. Sexualidad por un tubo, pero nunca de forma plana. Lo que le va a alt-j son los pliegues.

ALT-J “Fitzpleasure” from COSA on Vimeo.

No Hay Más Artículos