Solletico: “Siempre defenderemos la etapa más decadente de Marc Bolan”

Solletico significa “cosquillas” en italiano… Y de eso hay mucho en esta entrevista que le hacemos a la banda en forma de Fast Date.

 

Entre 2010 y 2014, a golpe de EPs y singles, Solletico (pronúnciese ‘solético’) se fueron ganando poco a poco la condición de revelación dentro del panorama alternativo nacional por su especial interpretación del pop según los cánones de referencias también especiales como Vainica Doble, una influencia reconocida por el propio grupo que se volvió recurrente para hablar de su detallista y ornamentada paleta sonora y su rico imaginario lírico. Sin embargo, el universo creado por Marta M. Barrera (voz y guitarra), Diego Valladolid (bajo y coros), Alberto de Dios (batería), Nausica P. Eyheramonno (teclado, violín, ukelele y voz) y Mar Rojo (percusiones, caja de ritmos y voz) siempre ha sido demasiado personal como para someterlo a continuas comparaciones y no extraer de él todas sus positivas particularidades.

Una recomendación que se debe aplicar con más ahínco si cabe tras la llegada de su primer larga duración: “Erra” (autoeditado, 2016), en cuyo interior seguirán encontrando con denominación de origen Solletico lo que la misma banda ha definido como polk, combinación de pop y folk. Pero no se dejen llevar por la aparente sencillez de dicha etiqueta: tanto el envoltorio como el relleno de las canciones que componen “Erra” exhiben una riqueza formal que, primero, conquistan el oído del receptor; luego, le obligan a prestar atención a todas las referencias, metáforas, sátiras y simbolismos casi mágicos que pueblan sus letras; y, al final, mezclados pero no agitados todos estos elementos, producen en su interior un cosquilleo que se deriva del nombre del quinteto madrileño, que no es otra cosa que la traducción al italiano de ‘cosquillas’.

 

 

Como ven, las piezas encajan con naturalidad en el ideario de Solletico en general y en el de “Erra” en concreto. De ahí que haya que profundizar en su contenido con calma, paladeando cada pieza para sacar todo su ingenioso jugo, un proceso en el que pueden utilizar como guía la reseña que en su momento le dedicó nuestra compañera Patri Di Filippo. Así comprobarán con seguridad que este es un disco en el que no tiene sentido quedarse en su superficie, sino que hay que sumergirse en él hasta introducirse de lleno en temas como “El Entierro de la Sardina” (pequeño hit de melodía y estribillo adhesivos), “La Aspiradora Teutona” (saltarina y crítica oda a ¿la Merkel?), “Los Césares” (toda una lección de historia clásica cantada con ayuda de Lolo de Hazte Lapón) o “Emiliano” (animada por fuera pero ácida por dentro), gemas pop que pellizcan las neuronas.

Si, una vez escuchado y bien asimilado “Erra”, desean catar sus canciones en directo y compartir con Solletico su estimulante manera de ver la vida, tienen una buena oportunidad en el concierto de presentación del álbum que el grupo dará (con Cómo Vivir en el Campo también dentro del programa) en la sala Siroco de Madrid el próximo sábado 2 de julio. Quizá le puedan preguntar a Diego, su bajista, cuál es la fuente de inspiración de su magnético discurso y, de paso, resolver alguna duda sobre las descacharrantes respuestas que nos ofreció en esta Fast Date[FOTO: Pedro Agustín] [Más información en la web de Solletico y en su Bandcamp]

 

1. Esto es una cita rápida: descríbete en tres palabras. Bajista de Solletico.

2. Describe también tu música en tres palabras. Arre que erra.

3. Si pudieras obligar al mundo entero a que escuchase un disco en concreto, ese sería… “Cursor Miner Plays God”. Porque, si no eres una de las catorce personas que lo escucharon cuando salió en 2004, lo más seguro es que nunca vayas a, no ya escucharlo, sino siquiera cruzarte con él.

4. ¿Último disco que compraste y que, además, te emocionó? La caja recopilatoria de Earl Brutus, “Closed”. Me resulta imposible no emocionarme al escuchar “Navy Head” en un mundo en el que ya no están ni Nick Sanderson ni David Bowie.

5. ¿El disco que esperas con más ganas para los próximos meses? El de Cómo Vivir en el Campo.

6. ¿Qué música llevas siempre que viajas en coche? No tengo carnet de conducir pero, si lo tuviera, tendría siempre a mano “Tears Don’t Lie” de Mark ‘Oh, que suena como Ennio Morricone interpretado por el sistema de autopistas alemán.

7. Hay un disco de tu mayor ídolo que no te gusta nada pero que siempre defiendes por lealtad. Y ese disco es… Cualquiera de la etapa más decadente de Marc Bolan. “Dandy In The Underground” no, que ahí salía a empatar, pero los álbumes inmediatamente anteriores, tan excesivos y ridículos, me parecen irresistibles.

8. ¿La red social que no entiendes y en la que nunca te crearías un perfil? Me hacen gracia esas redes sociales, como Ello, que se hacen populares cuando se cae otra red social más importante. Y sólo hasta que la vuelven a levantar.

9. El primer póster que pegaste en la pared de tu habitación era de… No quiero ponerme ‘Yo fui a EGB’ con vosotros, pero probablemente uno de “El Equipo A”.

10. ¿En qué festival o concierto te avergüenzas de no haber estado como espectador? Me gustaría haber presenciado el ‘incidente del pan’ de Smash Mouth, en el que durante un concierto el cantante se pasó tres minutos insultando y amenazando al público por tirarle trozos de pan mientras el resto de la banda tocaba los acordes de “All Star” en bucle. Quedaos con vuestro Primavera Sound, yo vivo para momentos como el ‘incidente del pan’.

11. La cosa más rara que te ha pasado en un concierto (tuyo)… Tiene que ser una pedida de mano mientras tocábamos, cómo no, “Quiero que me Pidas que me Case Contigo”, en un concierto en El Juglar.

12. ¿Una canción, película o libro inconfesable? Me gustan todas las películas de perros, incluso en las que hacen como que los perros hablan.

13. ¿Serie de TV favorita? Como para mucha otra gente de mi generación, “Twin Peaks”. Sobre todo por el capítulo en el que Josie Packard se reencarna en el tirador de una mesilla.

14. ¿Con qué personaje de ficción te lo montarías? Con Josie Packard reencarnada en el tirador de una mesilla.

15. ¿A qué celebridad muerta habría que resucitar? A Robert Anton Wilson.

16. ¿A qué personaje real (que no sea tu pareja) elegirías cuando se acabara el mundo para acabar solos y mejorar la especie (o no)? La chica que dijo que el día que se muera David Bowie o Prince se suicidaba. A nuestros hijos les obligaremos a ver “Purple Rain” para que aprendan cómo era la vida antes de Internet.

17. Algo que no puede faltar nunca en tu casa… Anchoas Lolín.

18. Algo que nunca entraría en tu casa… Eduardo Noriega. Nunca más.

19. Sientes un flechazo inmediato ante las personas que… tienen aros de emplatar. Si no tiene aros de emplatar, no te lo folles.

20. Lo primero que preguntarías en una Fast Date sería… ¿Tú también pensabas que el negro de Hall & Oates era negro?

 

No Hay Más Artículos