fernando-lagreca

Falta poquísimo para que caiga entre nosotros el nuevo trabajo de Fernando Lagreca, “Control”… Hasta entonces, le preguntamos qué canciones escucha cuando está “Home (alone)”.

 

Con una larga trayectoria a sus espaldas jalonada de interesantes álbumes y proyectos, Fernando Lagreca, compositor y productor uruguayo afincado en Barcelona desde 2002, se ha asentado como una de las referencias a seguir dentro de la electrónica facturada en nuestro país durante los últimos años, en la que destacan nombres como Pional, Brunetto, Arufe -que también han dejado su huella en este especial Sing (alone)-, bFlecha o John Talabot, fértiles y elegantes cultivadores de ritmos sintéticos bailables, dinámicos, reposados, cósmicos, con alma negra, evocadores de los 80 o 90 y, en todos los casos, modernos. En ese tecno-ecosistema, Lagreca es conocido por elaborar postales sonoras granuladas, componer ambientes ensoñadores y acercarse con delicadeza al pop electrónico minimalista.

Su inminente nuevo álbum, “Control” (Irregular, 2014), que se publicará el próximo 17 de noviembre, lleva a un nivel superior esos rasgos definitorios, hasta conformar un completo cuadro en el que tienen cabida desde el chill wave nostálgico hasta el synthwave nebuloso, pasando por el space disco ralentizado. A partir de estas coordenadas, resulta fácil imaginar que el hogar de Fernando Lagreca se transforma en una cápsula que flota entre polvo de estrellas cuando aprieta el play para escuchar su selección musical en situaciones de “Home (alone)“. Gracias a ella comprobarán que el uruguayo halla la inspiración, el relax y el disfrute en galaxias lejanas… y no tan lejanas.

 

UNA CANCIÓN PARA…

… cantar en la ducha. “Feel” (The Soft Moon). Para ducharse con energía por las mañanas es ideal. Además, no implica que tengas que hacer mucha air guitar, con el peligro que conlleva un movimiento brusco que hace que uno acabe enrollado con la cortina de la ducha.

 

… cortarse las venas. “The Eternal” (Joy Division). Debe de ser una movida muy complicada esto de cortarse las venas, así que mejor que tenga una banda sonora de las potentes: si caminamos por lo dark, que sea oscurito de verdad.

 

… marcarse una sesión de autoplacer. “Casanova 70” (Air). Con las trompetitas esas que te ponen la piel de gallina.

No Hay Más Artículos