CL

Todo el mundo habla de CL después de que lo haya petado en la clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno… Así que nosotros preguntamos: ¿quién es y por qué deberías ser fan de ella?

 

Si hoy (lunes 26 de febrero) has pasado un mínimo de tres minutos en cualquier red social, seguro que te has topado con el nombre de CL un mínimo de quince veces… Al fin y al cabo, ayer tuvo lugar la clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno que se ha estado celebrando en Pyeongchang (Corea del Sur) y, contra las celebraciones rancias a las que nos hemos acostumbrado por parte de otros países, en este caso la cosa fue más bien de partir la pana tal y como se tiene que hacer en pleno año 2017: con musicón a base de drops y outfits de infarto.

Como suele ocurrir con estos actos oficiales, sus imágenes están tan protegidas que ahora resulta casi imposible verlo… Pero como YouTube está repleto de piratillas, aquí tienes un vídeo en el que gozar de lo lindo con lo que ocurrió en la clausura de los Juegos Olímpicos de Pyeongchang.

 

 

¿Cómo se te ha quedado el cuerpo? La encargada de poner sobre la mesa todo lo dicho en el párrafo anterior ha sido ni más ni menos que CL, ídola entre las ídolas que el mundo debería tener fichada por eso de haberse marcado uno de los grandes temarrales del año 2015 (“Hello Bitches“) pero que, mira, parece que no, que Occidente se le resiste a la niña. CL no podría ser más gigante en Corea del Sur y, sin embargo, parece que en Occidente nunca acaba de trascender la condición de rareza exótica.

¿Cambiará esto tras el bombazo de la clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno? No tenemos ni idea… Pero, como esperamos que así sea, aquí tienes un resumen en tres puntos de la carrera de CL para que la conozcas a fondo. A ver si así la adoras tanto como nosotros.

 

ANTES DE “HELLO BITCHES”

Los que adorábamos a CL antes de la ceremonia de los Juegos Olímpicos la conocíamos precisamente debido a su temarral “Hello Bitches” del año 2015… Pero, claro, nadie llega a semejante jitazo desde la nada más absoluta, y resulta que la carrera de Lee Chae Rin es, cuando menos, bastante peculiar. Para empezar, hay que tener en cuenta que, pese a haber nacido en Seúl, CL ya tenía el culo pelado de viajar alrededor del mundo debido a que la profesión de su padre (profesor de física) le obligó a pasarse la infancia viajando por lugares como Japón, Francia o Estados Unidos.

Luego llegó su carrera como idol singer que partía la pana dentro de la escena del k-pop. Por si estás perdido ahora mismo: idol singers son las cantantes adolescentes de países como Corea del Sur o Japón; y k-pop es pop coreano, claro. Como suele ocurrir en los mencionados países, muchas de las idols empiezan su carrera como parte de bandas de chicas dentro de los márgenes de la rigurosísima adolescencia que visten que te mueres y que se marcan coreografías tremendas que suelen ser el sueño húmedo de un pedófilo. Es jodido, pero es que así es.

CL pasó por bandas como YMGA y, sobre todo, 2NE1. En esta formación de cuatro chicas, CL alcanzó una fama realmente muy tremenda… Y, si nunca las has escuchado, dale al play en el reproductor de más arriba y llora al pensar que en Corea del Sur estaban bailando esto en el 2011. Jodidos visionarios.

 

“HELLO BITCHES”

EL TEMÓN. Así, a las bravas. Tampoco sabemos qué más añadir, porque basta darle al play, escuchar la cancionaca y disfrutar con este pedazo de vídeo para entender por qué todo el mundo que entra en contacto con CL acaba adorándola. No hay otra posibilidad. La canción es como si M.I.A., en vez de ascendencia india, procediera de un árbol genealógico coreano. Y la estética hace que, incluso a día de hoy, la crew de Grimes se coma las uñas hasta niveles obscenos. La gran pregunta es: ¿qué problema tenemos en Occidente que no consideramos “Hello Bitches” uno de sus grandes himnos de los últimos años? ¿Qué la pasa a ella?

 

DESPUÉS DE “HELLO BITCHES”

Puede que el problema, al final, sea que CL no está dando caña con la suficiente consistencia temporal desde que lo petara (relativamente) con “Hello Bitches“. Está claro que el mundo de la moda la adora: Alexander Wang y Jeremy Scott, por ejemplo, se han declarado fans fatales de la coreana. Ha sido portada de cabeceras de referencia como W Magazine… Y, sin embargo, la tía es un poco perra y está fallando a la hora de entregar temazos puros y duros, que es lo que aquí nos interesa.

En verano del 2016 lanzó “Lifted” (en el reproductor de más arriba), pero hay que reconocer que es una canción bastante descafeinada. Más todavía si la comparamos con “Hello Bitches“. Y luego están sus colaboraciones, que van desde lo abominable de Skrillex hasta lo más que aceptable con PSY (la verdad es que lo de “Daddy” tenía bastante gracia)… Pero seguimos esperando EL GRAN HIT que dé continuidad a “Hello Bitches” y lance la carrera de CL en Occidente. En serio, tía, es que no te pedimos ni un discazo: solo un par o tres de singles infalibles y ya somos tuyos. No es tan difícil, ¿no? [Más información en el Twitter de CL]

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Fantastic Newsletter

By checking this box, you confirm that you have read and are agreeing to our terms of use regarding the storage of the data submitted through this form.