Pere Martí: “El público al que va dirigido Journeys descubrió la música de baile en sesiones de tarde”

El sábado 15 de octubre arrancan los Journeys de Razzmatazz: viajes por los mundos de la música electróinca de los que hablamos con Pere Martí.

 

Hay algo que a la prensa musical nos vuelve un poco locos del chocho: hacer críticas de discos de electrónica describiendo el transcurrir de las canciones como un viaje puramente mental. No es nuestra culpa. Al fin y al cabo, y como suelen decir los niños delante de un estropicio, esto estaba así cuando llegamos. Lo único que hicimos fue coger algo que formaba parte del ADN de la música electrónica y explotarlo vilmente. Porque, si te lo paras a pensar, ¿quién no ha experimentado algún viaje mental con la música electrónica (ya sea en sesionacas de directo o en la intimidad de nuestras casas)?

Pues eso. Que estamos hablando de algo que existe en el inconsciente (musical) colectivo. Y de ahí precisamente parecen haber bebido los chicos de la Sala Razzmatazz, que están a puntito de embarcarse en una aventura que no en vano han titulado Journeys. La idea tuvo su propia antesala: el pasado 26 de marzo, la sala 2 de Razzamtazz (vamos, el The Loft de toda la vida) acogió una sesión de Floating Points que, durante cinco horazas, nos tuvo a todos viajando a través del imaginario sonoro de Sam Shepherd. Los que estuvimos allá lo recordaremos toda la vida, y los que no estuvieron siguen comiéndose las uñas de pura (y puta) envidia.

Tomada la mediada de aquel éxito, Journeys nace como agencia de viajes (mentales) para todos aquellos que saben que la electrónica es un deporte de fondo. La idea es ofrecer sesiones largas e intensas de djs internacionales que, una vez al mes, serán secundados por dos escuderos nacionales. Juntos, los tres djs repartirán billetes de transbordador espacial hacia mundos ignotos que explorarán a través de la mesa de mezclas. Y lo mejor de todo: lo harán en un horario completamente friendly para aquellos que estamos un poco cansados de eso de trasnochar hasta las 7 de la madrugada y perder el día siguiente hechos un rastrojo en el sofá intentando sobrevivir a base de Coca-Cola y servicio a casa del Burger King. Las sesiones empezarán a media tarde y acabarán con un dulce puente hacia el horario de club del Razz (para los valientes que quieran seguir la fiesta).

El primer Journeys se celebrará este mismo sábado 15 de octubre, y no podía tener una invitada de mayor lujo: The Black Madonna, especialista en ofrecer viajes intensitos en sus sesiones de duración normal. Así que imagina lo que va a hacer teniendo entre sus manos un total de cinco horas. Más todavía si tenemos en cuenta que su viaje tendrá como azafatos a DJhonston (antes) y Chelis (después). Esto es puro lujazo. Y, sobre todo, es una excusa perfecta para charlar con Pere Martí de Razzmatazz y que explique en primer persona qué podemos esperar de estos Journeys que, para muchos de nosotros, viejos fiesteros, van a ser un mejor regalo que los viajes del Imserso.

 

The Black Madonna

The Black Madonna

Si tuvieras que explicar qué es Journeys a un lector vago que sólo va a leer el primer párrafo de esta entrevista y que, de hecho, si la respuesta resulta demasiado extensa, va a dejar de leer… ¿Cómo lo harías? Journeys son sesiones de tarde-noche que se realizarán un sábado al mes en Razz 2, un club que no parecerá un club, donde los djs invitados serán capaces de llevarnos de viaje de un estilo a otro acompañados de los mejores djs nacionales.

La idea de Journeys es dar continuidad al locurón maravilloso que fue Floating Points en versión extendida hace unos meses. Pero, antes de seguir, ¿cuál es el balance que hacéis aquí y ahora de aquella velada? La verdad es que aquel día salió todo redondo. La idea es exactamente darle continuidad a lo que fue aquella fiesta, teniendo en cuenta que Floating Points es un dj único. Así que, para bien o para mal, pasarán cosas distintas en cada Journeys, ya que la orientación musical girará entorno a los invitados.

¿El concepto de Journeys ya existía antes del día de Floating Points o surgió a partir del éxito del formato? Existía en nuestras cabezas, pero no tenía un formato concreto. Lo más difícil era encontrar un espacio horario con sentido. El público al que vamos dirigido ya no sale tanto de noche como nos gustaría. Pensamos en los domingos por la tarde, pero ya hay oferta musical en Barcelona en esa franja y, además, eso no nos permitía alargarlo hasta bien entrada la noche. Sábado por la tarde es perfecto porque el público tiene todo el domingo para descansar.

Entonces, eso de recurrir a este horario, ¿es un homenaje nostálgico a las sesiones de tarde con las que creció nuestra generación o es una forma de que los que nos hacemos mayores podamos disfrutar de esos all-nighters que se están poniendo de moda ahora sin necesidad de que sea de “night”? ¡Las dos! Lo estuvimos comentando. Gran parte de la gente a la que va dirigido Journeys descubrió la música de baile en sesiones de tarde. Después de unos quince años saliendo por la noche, hace gracia volver a salir por la tarde, ahora ya curtidos y con unas exigencias musicales más altas. Pero, a la vez, Journeys no está cerrado a nadie, por supuesto. Hay gente más joven que seguro que también le puede interesar la propuesta. Vamos a programar artistas de absoluta actualidad, así que el simple hecho de verlos realizar un set largo ya es un reclamo, independientemente del contexto.

El sonido y el ambiente fueron dos rasgos que convirtieron en mito la sesión de Floationg Points, pero también es cierto que se ajustaban a aquel artista en concreto… ¿Se irá adaptando el sonido y ambiente de Journeys a cada nueva sesión? Tenemos un soundsystem nuevo en Razzmatazz 2, y la verdad es que suena genial y responde bien a las diferentes propuestas musicales. En cuanto a la iluminación y decoración, ¡totalmente! Vamos a intentar que en cada Journeys la sala se vea diferente, adaptada al estilo concreto de esa noche. Tarde-noche, ¡perdón! 😀

Otro aspecto clave de aquel éxito fue el público… ¿Cómo definirías al público ideal de Journeys? Como comentaba antes, a priori va dirigido a un público relativamente mayor. No vamos a negar que ese es el principal motivo por el cual se trata de sesiones de tarde. Pero no nos cerramos a nada, nos encanta que la gente más joven se interese por propuestas como esta, donde la música es la absoluta prioridad.

Sau Poler

Sau Poler

La estructura de cada velada de Journeys es muy importante y no será sólo una excusa para un nombre internacional: ¿cuál es el criterio a la hora de seleccionar lo que va delante y detrás del main act? Exacto. Para nosotros es muy importante escoger los DJs nacionales adecuados para cada ocasión. Normalmente abrirá la noche un dj local que hará la función de residente, haciendo un warm up adaptado al invitado pero que no pierda de vista que significa Journeys: ese set es el principio de un viaje. Para las dos primeras noches tendremos a DJohnston y Pau Roca, que han sido residentes de diferentes clubs y saben hacer muy bien esta función. Tenemos ideas más atrevidas en lo que respecta a las primeras horas, pero eso vendrá más adelante. ☺ Después del invitado, tendremos un dj nacional potente, que será el encargado de hacer una transición entre Journeys y la noche de club normal en The Loft, ya que la gente podrá quedarse hasta las 6 de la madrugada en Razzmatazz Clubs. Encargándose de esta labor, tendremos dos nombres de lujo en octubre y noviembre: Chelis y Sau Poler.

Entonces, si cada Journey es un verdadero viaje a través de un sonido o género o concepto, ¿qué pistas puedes dar de lo que deberíamos esperar para los próximos meses? Podríamos decir que la música disco y todos sus derivados, house incluido por supuesto, estarán muy presentes en Journeys los primeros meses. Pero a medida que cada noche avance, la sala se irá convirtiendo en un club normal poco a poco y el sonido se irá endureciendo muchas veces. Entonces aparecerán estilos más cercanos al techno.

¿Qué tipo de Journey van a protagonizar The Black Madonna, Chelis y DJohnston en la primera jornada? A veces el viaje es un poco imprevisible ya que, por supuesto, el invitado conoce el concepto pero tiene total libertad de acción. Pero me atrevería a decir que este sábado la cosa irá por aquí en cuanto a estilo: Italo-disco → Electro → Chicago House → Acid → Techno.

¿Cuál es el Journey con el que sueñas pero que sabes que no podrá hacerse realidad? ¿Algo que no pueda hacerse realidad? Mmm… Pues abriríamos a las 10 de la mañana con Floating Points, a las 15h o así tendríamos a Motor City Drum Ensemble, cinco horas más tarde a DJ Harvey, después Laurent Garnier, etc. etc. Se podría hacer, pero creo que no sobreviviríamos. Aunque daría igual. 😀

Y, por el contrario, ¿cuál es el Journey que sí que sería factible y por el que vas a trabajar bien duro? Un set de siete horas de DJ Harvey. [Más información en la web de Razzmatazz]

 

No Hay Más Artículos