Ojete Calor tienen nuevo temazo: “Qué Bien Tan Mal” es el himno de todos esos a los que les encanta exhibir sus miserias de forma online. Es decir: TODOS.

 

Cuando Miguel Albaladejo estrenó sus “Nacidas Para Sufrir” en el 2010, todos lo vimos clarísimo: eso era el motivo particular por el que siempre nos habían inquietado nuestras abuelas. Porque parece que han nacido para sufrir y, sobre todo, porque sufren para contarlo. Con sus amigas no hablan ni en castellano ni en inglés ni en ruso: hablan en el lenguaje universal del sufrimiento, en cuya base está la incógnita nunca resuelta de quién sufre más. Y, entonces, cuando nos dimos cuenta de todo este tinglado, nos reímos, y lo explicamos en redes sociales, y nos enredamos en las redes sociales, y nos dejamos las entrañas en las redes sociales… y acabamos convirtiéndonos en versiones online de nuestras abuelas.

A nuestra generación (a cualquier generación) le encanta sufrir. Y, sobre todo, nos encanta retransmitirlo en directo a través de cuantos más canales mejor. Ojete Calor, siempre tan acertados en su estudio antropológico de la humanidad, lo saben muy bien… Y así lo han cantado en su nuevo temazo “Qué Bien Tan Mal“, que ellos mismos explican en los siguientes términos: “Todos nos regocijamos un poco en lo mal. Los jóvenes lo gozan cosa bárbara con las penurias sentimentales -qué guay cuando te deja el novio y se lo puedes contar a tu amiga, porque vas a ser la protagonista toda la semana-, mientras que los yayos alcanzan un repunte vital en la narración apasionada de sus varices“.

Pero, ojo, porque “Qué Bien Tan Mal” no va por tu abuela, por mucho que la pobre haya sido la primera que te haya venido a la cabeza. Esta canción va por Maribel, una amiga de Carlos Areces y Aníbal Gómez: “Cuando necesitas público en sesión continua para tus dramas la cosa ya pasa de castaño oscuro, y en ese caso te mereces que Ojete Calor te haga una canción“. La canción en sí es un trallazo de bases electro sobre las que el dúo va desgranando las desventuras de su amiga Maribel con unos fraseos pegadizos hasta decir basta y con cameo de Amaral (sí, has leído bien: CAMEO DE AMARAL).

Muerte Horrible vuelve a poner imágenes a lo que es un clásico inmediato que vas a tararear cada vez que ves tu timeline de Facebook repleto de miserias ajenas. Y unas pocas de miserias propias. Porque, a ver, chiqui, ¿todavía no te ha quedado claro que Maribel somos todos? #JeSuisMaribel

Más información en la web de Ojete Calor. Descarga aquí “Qué Bien Tan Mal”.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend