¿Qué está pasando en el barrio de Sant Antoni en Barcelona? Que alguien nos lo explique, porque en los últimos tiempos parece que cualquier nuevo local molón que inauguran resulta estar en esta zona. El último en una larga lista que no desgranaremos en este post es el Tarannà, un nuevo espacio que, de entrada, lo tenía todo para cautivarnos: un local acogedor con mesas de todos los tamaños (individuales, barra e incluso la ya necesaria gran mesa comunal en la que llegar con el portátil y ponerte a trabajar), decoración minimalista y, sobre todo, un ambiente que invita al buen ambiente desde que lo pisas por primera vez. Será porque los espacios entre el servicio y los clientes están completamente fusionados. Pero es que, si el espacio nos enamoró a primera vista, es la carta la que ha acabado por conquistarnos sin remisión: ideal para desayunos con empaque y brunchs a cualquier hora, los bocadillos y las tapas especiales (imprescindibles las patatas al horno) tienen toda la pinta de convertirse en el próximo must de Barcelona. A sumar, además, los dulces (¡necesario preguntar por la tarta del día!): el anzuelo perfecto para acercarse al número 21 de la calle Viladomat a cualquier hora del día para hacer un buen café (con mezcla de El Magnífico, como debe ser) y concederse un homenaje por todo lo alto. Y, además, como todo buen amor, siempre hay promesas de futuro: no tardarán mucho en ocupar el sótano con exposiciones de arte y fotografía. A marcar en Yelp: Tarannà.

No Hay Más Artículos