Hace dos décadas, May Day abrió su primera tienda en Barcelona en las míticas Galerías Gralla. A los foráneos no les sonará el nombre, pero a la gente de la capital catalana les traerá grandes recuerdos de tardes de compras y escaparates muy locos. En su día “las Gralla” fueron un centro comercial alternativo de referencia (como también lo fue El Camello… ¡Qué tiempos!) y mucha gente peregrinaba hasta allí para hacerse con la ropa más puntera y más moderna del momento. En aquellos tiempos, May Day vendía marcas desconocidas y muy buscadas que, con el tiempo, se harían populares (como Glam, Body Man, Paul & Joe y Paulinha Rio) y hasta masivas (Desigual). Los propietarios de esta tienda podían presumir de tener un muy buen ojo fichando marcas punteras de aquí y de fuera, y por sus estanterías han pasado marcas que, seguramente, están o han estado en el armario de todas en algún momento como Pepa Loves, Kling, Motel, Miss Sixty, Fornarina, Irregular Choice, Cheap Monday y más, a las que apoyaron desde sus principios, cuando eran totalmente desconocidas y nuevas.

Era cuestión de tiempo que, con este bagaje, se atrevieran a dar el salto y volcar los conocimientos que otorgan estar veinte años vendiendo tendencias. Ese momento ha llegado y, desde este otoño, May Day cuenta con su propia marca de ropa, del mismo nombre que la tienda. Haciendo honor al espíritu juvenil que ha reinado siempre en sus perchas, la firma (de momento de mujer) es fresca, colorista y muy alegre. Los tejidos (punto, lana, poliester) y sus diseños sencillos pero llamativos hacen que sea una colección muy económica y perfecta para comprar en los tiempos que corren, además de ser ideales para llevar en el día a día y alegrar un poco el fondo de armario en estas jornadas de frío.

La marca se vende en su tienda de la calle Boters (hotspot mítico del circuito de shopping de Barcelona) además de en diferentes puntos de España: en Etnik (Valencia); Vestida de Azul (Sevilla); O Gato Cósmico (en Santiago de Compostela); Lolitas Closet (Granada); La Gata Loca (Badajoz); La Lola (Torrelavega, Sagunto y Zaragoza) y We Are Moloko (Barcelona).

No Hay Más Artículos