essentiel

¿Cuántas firmas conocemos que nacieron con una simple línea de camisetas y luego han crecido hasta convertirse en imprescindibles? Un montón. Essentiel es una de ellas. Empezaron en 1999 con una colección de cuatro modelos disponibles en veinte colores diferentes y, con los años, se han convertido en el epítome de esa elegancia tan particular que define el estilo en los Países Bajos. Porque Essentiel nació y tiene su headquarter en Amberes, ciudad con una gran tradición téxtil. Esa tradición también está en los inicios de esta firma: uno de sus fundadores, Esfan Eghtessadi (él) es hijo de un conocido diseñador de moda. Él aporta a la marca la tradición y el buen hacer. Inge Onsea (ella) inspira ese aire icónico y super femenino que tienen todas sus colecciones. Esfan y Inge son pareja. Y además de quererse mucho, hacen ropa preciosa como la que podemos ver en el lookbook de la colección de Primavera / Verano y que recoge todo el espíritu de esta marca: sofisticación, feminidad, elegancia y colorido to the max. Todo, además, con unos materiales de primera calidad, fresquísimos para el calor, super agradables al tacto y todo con un rollo sporty chic muy bien conseguido. Aquí podemos ver estampados súper apetecibles (nada histriónicos, todo calculado al milímetro), colores muy vivos con mucha presencia flúor y prendas de corte clásico que ganan enteros gracias a esa osadía en los prints y el colorido de los materiales. Por si esto no fuera poco, tienen una web de lo más movida que se adentra en los recovecos del savoir faire belga y de su star system fashionístico con un montón de propuestas interesantísimas en la que os recomendamos que os perdáis de vez en cuando.

No Hay Más Artículos