¿Es una sobrada que WOM & NOW titulen su última colección en referencia a Bloomsbury? Visto lo visto en 080 Barcelona Fashion, va a ser que no.

 

No parece para nada casual que desde WOM & NOW hayan escogido el título de “Bloomsbury Road” para designar su colección para el próximo otoño / invierno 2016-17, presentada en el marco del último 080 Barcelona Fashion. Y no parece casual, al fin y al cabo, porque cualquier persona con un mínimo de cultura general recibirá una verdadera avalancha de conceptos con sólo leer el nombre de Bloombsbury: Virginia Woolf, John Maynard Keynes, revolución en la literatura británica, en la estética, en la economía… Y, por encima de todo, en un concepto de vida que marcó el verdadero alunizaje de la modernidad en la sociedad británica.

Son palabras mayores, sí, pero son unas palabras mayores que parecen más que justificadas al observar cómo la colección “Bloomsbury Road” fluye por encima de la pasarela de 080. Al fin y al cabo, estamos hablando de una de las revoluciones culturales más sobrias y elegantes de la historia: en contra de esas vanguardias a las que siempre les ha gustado ser ruidosas, multicolores, irreverentes y, digámoslo pronto y mal, gratuitas en su espíritu rompedor, lo de Bloomsbury fue algo más silencioso, pero también más profundo. Esta voluntad es la que desde WOM & NOW parecen heredar desde el grupo de Bloomsbury.

Sorprenden los cuadros escoceses en una versión maximalista controlada, pero es que de esto, de maximalismo y de control, es precisamente de lo que va la nueva colección de WOM & NOW.

Y, de esta forma, en “Bloomsbury Road” vemos una silueta hiper-femenina que bebe de las pasarelas de los 70 más elegantes, aquellas que todavía no se habían entregado a lo hippy y todavía conservaban el glamour de décadas anteriores. Sorprenden los cuadros escoceses en una versión maximalista controlada, pero es que de esto, de maximalismo y de control, es precisamente de lo que va la nueva colección de WOM & NOW. De darle un poco la espalda a las revoluciones innecesarias y apostar por una elegancia clásica que, sin embargo, tenga suficientes toques de modernidad como para que absolutamente nadie tenga el mal gusto de tacharla de anticuada o aburrida. Todo lo contrario. [Más información en la web de WOM & NOW]

 

No Hay Más Artículos