Con la excusa de Coachella, Kim Kardashian renueva su línea de merchandising e introduce locuras como un flotador con forma de culo.

 

Cualquiera que nos lea habitualmente sabrá que Kim Kardashian no es santa de nuestra devoción. Ni mucho menos. Pero hay que reconocer que, en ciertas ocasiones, la mujer de es tan jodidamente excesiva que incluso mola… Y ahora mismito nos encontramos ante una de esas ocasiones excepcionales. La cuestión es que, como esta mujer que es un negocio en sí misma suele hacer de forma religiosamente puntual, la Kardashian más célebre acaba de renovar su línea de merchandising con una excusa pluscuamperfecta: se acerca Coachella, y sus fans querrán aproximarse al festival tal y como lo haría su ídola.

Lo sorprendente esta vez es que muchos de los objetos de esta línea de merchandising realizan innumerables referencias a las drogas y el alcohol. Ahí está el ejemplo más claro de todos: el papel de fumar con la palabra LIT repetida en un patrón interminable. También hay otros objetos, mecheros e incluso una petaca que se dejan bañar por espirales tie-dye psicodélicas… A este respecto, la joya de la corona es la frase “Still drunk from yesterday” (“todavía estoy borracho de ayer“) sobre algunos de los objetos de merchan, siempre con una silueta sinuosa que ejemplifica a la perfección la ebriedad absoluta y una resaquita buena.

Ahora bien, si alguien nos pregunta a nosotros cuál es la estrella absoluta de la nueva línea de merchandising de la esposa de Kanye, nos veremos forzados a responder de forma totalmente sincera: nos quedamos sin dudarlo ni un segundo con el flotador en forma de culo de Kim Kardashian. Puede que inicialmente nos horrorizara… Pero es que, cuanto más lo miramos, más lo queremos. Lo que no sabemos es si vamos a fardar lo más grande en las piscinas este verano o más bien nos echarán a patadas cuando nos vean aparecer con semejante barbaridad bajo el brazo. [Más información en la web de Kim Kardashian]

 

No Hay Más Artículos