Obviemos que el videoclip es lo peor… Lo que cuenta aquí es que “That’s How We Met, The Long Version” de Jens Lekman es un jodido TE-MA-ZO!

 

Empecemos con una puntualización: por un momento, en Fantastic hemos dudado profundamente sobre la pertinencia de distinguir “That’s How We Met, The Long Version” de Jens Lekman con nuestra etiqueta TE-MA-ZO! ¿Por qué? Porque, al fin y al cabo, el que ya es el segundo single del nuevo disco de este hombre viene acompañado de un videoclip que es una soberana mierda… Así os lo decimos. A los primeros que nos duele es a nosotros, y mucho más después de aquella pequeña maravilla audiovisual que fue “What’s That Perfume That You Wear?” (que puedes ver aquí).

Así que, por ahí, mal. Muy mal, Jens. Fatal, Jens. Sobre todo porque no hace ni una semana que demostrábamos nuestra infinita admiración hacia tu nuevo álbum con este artículo en el que recomendábamos “Life Will See You Now” como imprescindible de este año 2017 (aunque su portada sea jodidamente atroz). Y, sobre todo, porque en cuanto supimos que “That’s How We Met, The Long Version” sería el segundo single, nos dispusimos a utilizar la mencionada etiqueta TE-MA-ZO!… Todo ello porque no sabíamos lo que nos habías preparado: una mierda de plano fijo con un croma del espacio en el que das una vueltita mientras tocas la guitarra, te quitas la gorra y das otra vueltita. Y ya.

Dicen por ahí que es una forma de reivindicar que lo importante aquí no es la imagen, sino la música y, sobre todo, las palabras. Eso no lo puede negar nadie: la letra de “That’s How We Met, The Long Version” es una puñetera maravilla, contando la “historia larga” de un amorío desde el big bang hasta un beso. Y la música es otra absoluta maravilla, con ese riff infeccioso que se te mete dentro y que sirve de retícula sobre la que flotan los violines, las trompetas y la propia voz del artista en un crescendo rítmico pluscuamperfecto.

Así que nada, al final nos puede que estamos ante un verdadero TE-MA-ZO!, probablemente uno de los mejores del año. La recomendación es la siguiente: dadle al play, cerrad los ojos, gozad con la música y flipad con la letra. Prometemos que la experiencia es mejor que ver el videoclip.

Más información en la web de Jens Lekman.

 

No Hay Más Artículos