Si hay alguien que no necesita que hagan más grande su ego en este mundo, ese es Xavier Dolan… Y, aún así, ahora también es imagen de Louis Vuitton.

 

Es el mismo debate de siempre: por mucho que adores la obra de un artista, puede darse el caso de que el mismo artista, como ente individual alejado de su obra, te produzca un hartazgo profundo. Y no hay espacio para la duda al considerar que ese es el caso, precisamente, de Xavier Dolan. Nadie va a negar el alcance de su (magistral y sublime y “añadir aquí todos los adjetivos bombásticos que se te ocurran“) obra: “Yo Maté A Mi Madre” nos presentó a un director precoz con un imaginario subyugante que ha ido creciendo y creciendo a cada nueva película hasta la que por ahora es la cima de su filmografía, la impactante y necesaria “Mommy“.

Mientras prepara su nuevo film (que será una adaptación de la novela “Juste La Fin Du Monde” de Jean-Luc Lagarce protagonizada por Marion Cotillard, Gaspard Ulliel, Vincent Cassel y Léa Seydoux), el niño mimado del Festival de Cannes por fin ha hecho realidad otro de sus sueños: ser la imagen de una marca de moda. Así lo declara el mismo Dolan en un comunicado de la marca, que no podía ser otra que la santa casa Louis Vuitton regentada por el visionario Nicolas Ghesquière.

A nadie le amarga un dulce y hay que reconocer que Xavier Dolan está de buen ver (dentro de unos cánones gays de librillo, eso sí).

De hecho, la primera colaboración entre Xavier Dolan y Louis Vuitton fue el pasado mes de septiembre, cuando el director y actor (y diva pagada de sí misma) fue la cara de la campaña “Ombré” que cubría la colección de accesorios de cuero para otoño / invierno 2015-16 fotografiada por Alasdair McLellan. Ahora, sin embargo, parece que aquello no fue una colaboración puntual y que el realizador va a ser una de las caras oficiales de Louis Vuitton. Se confirma que la campaña de primavera / verano 2016 volverá a tenerle como protagonista y que las fotos volverán a correr a cargo de McLellan.

Y todo esto mola… ¡Claro que mola! A nadie le amarga un dulce y hay que reconocer que Xavier Dolan está de buen ver (dentro de unos cánones gays de librillo, eso sí). Pero, ¿realmente es necesario seguir engrandeciendo el ego de este chaval de esta forma? ¿No va a convertirle esta atención continuada desde el mundo de la moda en un monstruo todavía más insoportable y egotista? Tiempo al tiempo. Pero por ahora hay que decirle a esta colaboración de Xavier Dolan y Louis Vuitton: I love to hate you!

Más información en la web de Louis Vuitton.

 

Honored and grateful to have worked with Alasdair McLellan on this @louisvuitton SS16 campaign.

Una foto publicada por xavierdolan (@xavierdolan) el

Honored and grateful to have worked with Alasdair McLellan on this @louisvuitton SS16 campaign.

Una foto publicada por xavierdolan (@xavierdolan) el

Honored and grateful to have worked with Alasdair McLellan on this @louisvuitton SS16 campaign.

Una foto publicada por xavierdolan (@xavierdolan) el

No Hay Más Artículos