¡Qué bonita que es la nueva colección de Yono Taola! De entrada, ya nos llamó la atención porque nos decían que el diseñador madrileño se había inspirado en el mundo de Virginia Woolf para sus nuevas creaciones. Y aquí, que somos muy esnobistas – y muy fans de la Woolf -, nos faltó tiempo para echarle un ojo y ver qué podía salir de semejante referencia. La verdad es que el resultado está muy a la altura del referente. El protagonista de la colección de primavera / verano de 2012 es Orlando, frikpersonaje por excelencia dentro de la bibliografía de la autora británica que en esta redacción nos ha dado grandes momentos de discusión literaria.

Como este ambiguo personaje, que de la noche a la mañana y para pasmo y desespero del lector pasa de ser noble caballero a mujer, la colección pensada por Juan José García va de las prendas de corte masculino y atemporal a combinarlas con la feminidad más sutil y elegante de camisas, blusas, faldas y vestidos. Una evolución reposada que se consigue combinando los pantalones bombachos con camisas de cuello cerrado, estampados liberty y telas sedosas y agradables para el calor. Los vestidos largos se abotonan al cuello y cubren hasta los tobillos, dejan ver sensualmente los brazos y visten las formas femeninas sin marcarlas, sólo sugiriéndolas, como si tuviera cierta timidez victoriana. Todo en esta colección tiene como una sensualidad discreta, un encanto escondido, y es más lo que te ayuda a intuir que lo que enseña, mientras que lo que enseña lo hace mediante colores vivos y brillantes combinados con un blanco impoluto.

Toda la colección respira cierta magia, los acabados son simples y cómodos e invitan a vestirla durante todo el largo día del verano. Como la novela en la que se inspira, esta colección se percibe como una carta de amor al cuerpo y la figura femenina y, como siempre, Yono Taola ha demostrado cuánto admira a la mujer que viste y eso, al final, se nota en el resultado.

No Hay Más Artículos