nikexsakai-portada

Justo en el momento en el que muchos estaban perdiendo la fe en el active wear, la colaboración de NikeLab x Sacai nos obliga a recuperar la ilusión.

 

Mira que nos gusta ser fatalistas: muchos ya nos hemos dedicado a pregonar que esa colección de active wear que Beyoncé lanzará junto a Topshop vendrá a ser algo así como el epitafio final de esta tendencia de la ropa pensada para el deporte desde la moda. Por suerte, desde que la mencionada colaboración se anunciara en octubre del año pasado, poco hemos sabido… Y, más por suerte todavía, otro tipo de colaboraciones como la NikeLab con Sacai están demostrando que al rollo del active wear todavía le queda mucha pero que mucha telita por cortar. Nunca mejor dicho.

Esta colección cápsula en la que la joya de la corona de la moda japonesa ofrece su visión de algunos de los clásicos deportivos de los del “Just do it” se lanzará oficialmente el próximo 19 de marzo y se ha llevado con el mayor de los secretos, pero a finales de la semana pasada por fin se filtraba un lookbook que nos ha dejado a todos con los huesos de la mandíbula un poco desencajados y con un ictus de sorpresa. Hay que reconocerlo: Chitose Abe siempre ha sido un poco visionaria a la hora de mirar hacia el futuro, pero era difícil pensar que el futuro iba a incluir una revisión tan sofisticada del active wear.

Priman los colores típicos de la ropa de deporte, evidentemente, estableciéndose un delicioso contraste entre las piezas que optan por los colores apagados (grises y negros) y las que apuestas por un total look de vistosos colores (azul y rojo en versión intensidad máxima). Cuando se da el primer caso, sin embargo, el gris y el negro suele verse acabado con detalles flúor que añaden un poco de picante al conjunto. Abe no ha tenido ningún problema a la hora de introducir en el active wear tejidos y formas impropias en este tipo de ropa: detalles lenceros, tablillas, rejillas, sedas, satenes… Y las zapatillas, por su parte, juegan al minimalismo absoluto, depurando sus formas y convirtiendo las icónicas Air Max en una slip-on. No sé vosotros, pero la colaboración entre NikeLab y Sacai ha conseguido que recupere la ilusión (e incluso la fe) en el active wear.

 

No Hay Más Artículos