Los últimos en explorar las posibilidades de la moda musulmana son Dolce & Gabbana, que acaban de lanzar su primera colección de hijabs y abayas.

 

Si hay algo que nos ha enseñado todo el proceso de normalización homosexual es, precisamente, que todo proceso de normalización ha de tener diferentes escaparates desde los que obtener visibilidad hasta que la gran sociedad se “acostumbre” (qué jodida palabra) a algo que antes había sido percibido como ajeno y lejano. No voy a pecar de frivolidad ni decir gilipolleces del tipo que la cuestión musulmana es la nueva homosexualidad en cuanto a tabú estético e ideológico en nuestra sociedad… Porque la verdad es que, más allá de frivolidades diversas, estamos en medio de un necesario proceso de normalización de lo musulmán en el que la moda puede jugar una carta muy pero que muy relevante.

Así lo han venido certificando movimientos recientes como la incorporación de una modelo vistiendo un hijab en una de las últimas campañas publicitarias de H&M, la “Ramadan Collection” de DKNY o, sobre todo, la firma Haute Hijab fundada por Melanie Elturk… Y así lo vuelve a certificar el hecho de que Dolce & Gabbana acabe de lanzar toda una colección compuesta de hijabs y abayas en la que los pañuelos son los protagonistas absolutos, aunque son abordados de forma elegante y con una clase infinita. Priman los colores negros combinados con estampados diversos y con diferentes notas de color que consiguen estilizar las prendas sin necesidad de incurrir en la estridencia.

Múltiples e insistentes son las voces que hace tiempo afirman que las mujeres musulmanas son el próximo gran mercado.

Eso sí, pensar que detrás del movimiento de Dolce & Gabbana y del resto de marcas hay una intención altruista sería, cuando menos, corto de miras. Al fin y al cabo, múltiples e insistentes son las voces que hace tiempo afirman que las mujeres musulmanas son el próximo gran mercado y que mucho más que en breve lo veremos eclosionar de forma realmente exuberante. Se prevé que, de aquí al año 2019, las mujeres musulmanas gasten en ropa y zapatos más de 484 billones de dólares… Así que, ¿quién va a ser el diseñador majo que deje pasar esta oportunidad de hacer negocio?

Más información en la página web de Dolce & Gabanna.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend