Advertencia: en las próximas fashion weeks no vas a ser absolutamente nadie si no llevas una pieza de la primera colección de bolsos de Acne Studios.

 

Acne Studios prosigue en su carrera ascendente hacia el podio absoluto de las marcas de moda más imprescindibles. La firma sueca ya ha facturado algunas de las chaquetas y zapatos más icónicos de las últimas temporadas, así que era cuestión de tiempo que se lanzaran a por una de las piezas más necesarias en todo armario: los bolsos. El complemento por excelencia, vamos. Pero, evidentemente, Acne Studios no podía limitarse a reproducir lo que se lleva por ahí… Porque, al fin y al cabo, y en palabras del propio creador de la marca, lo que se lleva por ahí es una gilipollez que no sirve para nada.

Reproducimos exactamente las declaraciones de Jonny Johansson en la revista i-D: “Me fijé en bolsos que ya existían, especialmente en los que son completamente inútiles como el bolso Champagne, que ¿es un bolso para llevar una botella de Champage? Pero algo de todo esto se quedó en mi cabeza, y mi prioridad fue hacer un bolso que fuera útil“. Dicho y hecho, ya que Johansson no tardaría en “explorar el mundo de los bolsos y crear diferentes estilos y caracteres“. ¿Palabras mayores? Si conoces a Acne Studios, sabes que no hay palabras mayores para ellos.

Está claro: en las próximas fashion weeks, no vas a ser absolutamente nadie si no llevas un bolso de Acne Studios.

Y es que su primera línea de bolsos no sólo suda completamente de los micro-bolsos o de otras piezas sin utilidad clara, apostando por un cómodo carácter utilitario, sino que consigue hacer eso a la vez que propone unas siluetas de corte clásico modernizadas por el uso de colores atrevidos, detalles arriesgados (cordones, borlas) y, sobre todo, el contraste de diferentes tonos dentro de una misma pieza. Está claro: en las próximas fashion weeks, no vas a ser absolutamente nadie si no llevas un bolso de Acne Studios. ¿Lo malo? Que el más barato cuesta 1000 dólares. Pero, bueno, nunca dijimos que conseguir una de estas joyas iba a ser fácil.

 

No Hay Más Artículos