hosoi-portada

Después de la resurrección de la “Carne”, la segunda colección de Hosoi se titula “#BALANCÉ” y sigue siendo tan locurón como su anterior trabajo.

 

El año pasado, Hosoi caían entre nosotros con una primera colección que nos hizo hablar directamente de una nueva resurrección de la “Carne“. No era para menos: tal y como te explicábamos en este artículo, su propuesta tenía un pie puesto en los patrones estampados más tremendos mientras que el otro pie se dedicaba a bailotear en otras locuras como peluches rosa o cuero del mismo color. Lo tremendo, a su vez, era que con un pie a un lado y con el otro al otro, en medio quedaba algo muy tremendo: donde tendría que estar la entrepierna con una picha o un chichi había, sin embargo, una apuesta absoluta por el unisex como expresión directa del siglo 21.

Así las cosas, estaba claro que esperaríamos que Hosoi no se quedaran en la resurrección de la “Carne” y su nueva colección apostara por la resurrección de alguna otra cosa. Lo que les diera la gana, pero ya, por favor… Y nuestras plegarias han sido escuchadas. La nueva locura de Hosoi se llama “#BALANCÉ” y, la verdad, es un locurón ya desde su propia nota de prensa, donde sus creadores Israel y Andrés la definen en los siguientes (y muy perturbadores) términos: “#BALANCÉ es un crucero que viaja por el Mediterráneo dejando a su paso una larga línea blanca, que desaparece casi tan rápido como el polvo blanco en los tocadores. #BALANCÉ es una secuencia en tres pasos (abajo, arriba, abajo). #BALANCÉ es una conga infinita que repta por la pista de baile (báilalo, báilalo, báilalo). #BALANCÉ es estar tocada y hundida pero decidir zarpar (sálvame, sálvame, sálvame“. ¿Cómo se te queda el cuerpo?

Y, sobre todo, ¿cómo se traduce todo lo dicho a la realidad de la segunda colección de Hosoi? Primero de todo, en los colores: aquí hay blanco y negro, pero sobre todo la supremacía de un amarillo intenso que hará que quieras meterle por el culo aquello de “no hay campo sin grillo…” a cualquiera que se atreva a decírtelo a la cara. También vuelven a hacer acto de presencia los patrones estampados, ya sean de huevos fritos o de personas bailando (en versión a todo color o sólo con sus siluetas negras danzando sobre el mencionado amarillo). Camisas, monos, pantalones… Todo en volúmenes amplios con elegantes toques como pañuelos al cuello o anudados en la cintura. Hosoi acaban de demostrar que el hype que se creó con su primera colección no fue flor de un día. Ni mucho menos. [FOTOS: Javier Tomás Biosca y Javiera G. Huidobro / MODELOS: Borja Algvno, Marina San José y Marcos Soria / PELUQUERÍA: Miguel Rodríguez @ Corta Cabeza / MAQUILLAJE: Andrea @ Corta Cabeza / UÑAS: Teresa Cobo @ Nailistas]

No Hay Más Artículos