¿Cómo ha pasado “Hitman” de ser bastante “meh” a convertirse en uno de los juegos del año?

Hace un año se lanzó el primer capítulo de “Hitman” y todo el mundo dijo “meh”… Pero ahora lo tenemos al completo y hay que reconocer que es un juegazo.

 

En esto de los videojuegos, lo mejor es siempre ir con la verdad por delante. Porque, a ver, este artículo podría abrirse tal y como va a cerrarse: diciendo que “Hitman” es un puto juegazo de tomo y lomo. Pero entonces saltarían las alarmas de muchos de vosotros que, ante la pregunta de “¿pero este juego no lo dejaron fatal hace un año?“, seguro que decidíais dejar de leer. Y ya. Pero resulta que no, que preferimos abrir este artículo con la verdad por delante y confirmar que ahora hace un año que “Hitman” lanzó su primer capítulo y que el mejor resumen de las críticas que surgieron entonces puede encorsetarse en una única palabra: “meh“.

Aquí, sin embargo, hay gato encerrado. Porque, al fin y al cabo, lo que se pudo jugar en marzo del pasado año 2016 fue exclusivamente el primer capítulo de “Hitman” y, por mucho que sus creadores IO Interactive prometieran que lo mejor estaba por llegar, muchos prefirieron no creerles. Al fin y al cabo, parecía una idea descabellada: IO Interactive decían que, al final, “Hitman” tendría la calidad de cualquier superproducción del mundo de los videojuegos pero que, en vez de publicarse en el formato habitual (es decir: como un juego unitario e independiente), se iba a lanzar por entregas.

Vamos, que en resumidas cuentas podría afirmarse que “Hitman” estaba llamado a ser el primer juego triple A en lanzarse por entregas… Pero la cosa empezó tan mal que nadie se mostró demasiado dispuesto a tener esperanza en el futuro. Y ese fue el gran error de casi todos nosotros. De hecho, y curiosamente, a cada nuevo capítulo que se iba publicando, iban surgiendo más y más voces de que, oye, al final resulta que lo que había prometido IO Interactive era la pura verdad: “Hitman” mejoraba con cada entrega y, a partir de la tercera, ya era un videojuego triple A con todas las letras (o con todas las A’s, claro).

Hitman

Ahora, para más inri, se acaba de poner a la venta para PC, PS4 y Xbox One la edición física que recopila todos los capítulos de esta primera temporada de “Hitman” (esperamos que haya una segunda pronto) y gran parte de sus extras. Es el momento ideal no solo para acabar de convencer a aquellos que han seguido mostrándose escépticos incluso cuando “Hitman” ya contaba con número masivo de jugadores que lo recomendaban como una de las experiencias de sigilo más imprescindibles de los últimos años (la crítica, evidentemente, también se ha acabado rindiendo a los encantos del juego, pero todos sabemos que el hecho de que el público aclame un título siempre es más relevante que si lo hace la prensa). Y no solo eso: esta nueva edición de “Hitman” debería convencer incluso a otra tipología de jugones: aquellos que, incluso con las buenas críticas, siguen sin dejarse seducir por el formato “por fascículos”.

Lo dicho: a nadie le quedan excusas. Y es que la experiencia al completo de “Hitman” es realmente impactante. Para empezar, porque desde su argumento y sus gráficos consigue fabular una celebración por todo lo alto de uno de los personajes más icónicos de la historia reciente de los videojuegos: el Agente 47. No hay duda de que nos encontramos ante uno de los títulos que mejor ha sabido sublimar el arte del sigilo (no en vano, chaval, se supone que tienes que ser un agente secretísimo que lleve a cabo sus misiones de asesinato pasando totalmente desapercibido y sin que ni un alma perciba lo que está ocurriendo).

Lo interesante aquí, sin embargo, es que el nuevo “Hitman” consigue encapsular las muy diferentes caras que los juegos de sigilo han ido enseñando en los últimos tiempos. De hecho, podría decirse que cada una de las misiones te obliga a un estilo de juego diferente: habrá misiones en las que tendrás que pasar completamente desapercibido en lugares pequeños atestados de gente, en otras tendrás que abrirte paso a través de un mapa con enemigos dispersos a lo “Metal Gear Solid” (pero con traje)… Y no solo eso: por mucho que cada misión implique un estilo de juego diferente, resulta que las formas en las que puede resolverse cada asesinato son prácticamente infinitas (bueno, vale, decir “infinitas” es maximalista, pero os prometemos que son muy pero que muy abundantes).

Hitman

Contra otros juegos que te proponen avanzar en unos escenarios con diferentes caminos que al final son iguales los unos de los otros porque no alteran la experiencia de juego en sí misma, “Hitman” propone múltiples caminos en los que resulta que tus decisiones sí que alteran la experiencia de juego. No es lo mismo disfrazarte de policía para que nadie sospeche de ti que aprovechar tu parecido con un modelo famoso para acabar desfilando en la gran semana de la moda de París. No es lo mismo estrangular sigilosamente a tu objetivo mientras está distraído que montar un tinglado cosa seria para que se le caiga un bote salvavidas encima.

¿Qué significa esto? Que “Hitman” es uno de los juegos más rejugables que vas a encontrar nunca. La idea no es que vuelvas a jugar un mismo capítulo una y mil veces para hacerte con todos los logros, sino que el juego consigue que juegues un mismo capítulo una y mil veces simple y llanamente por el placer de descubrir todas las formas posibles de llevar a cabo un asesinato. Y, ojito, así te lo decimos: hay asesinatos que pueden perpetrarse de forma jodidamente divertida. Ahí queda eso.

Por todo lo demás, ¿qué decir? Los gráficos de “Hitman” son una verdadera pasada y es alucinante sumergirte en lugares sublimes como, por ejemplo, un pueblecito italiano en el que se puede oler el Mediterráneo en el aire. La banda sonora también es una maravilla digna de ambientar un thriller hollywoodiense de espías. El argumento se engarza a la perfección en la saga e incluso lleva la historia general un peldaño más arriba a nivel de complejidad. Y, en resumen, la experiencia de juego es una puñetera maravilla capaz de callar la boca a todos los que dijeron “meh” habiendo jugado tan solo el primer capítulo. Señoras, señores, sigan jugando… Porque nos encontramos ante uno de los juegos del año. [Más información en la web de “Hitman”]

 

No Hay Más Artículos