Tanto se ha hablado (e incluso especulado) sobre la historia náutica de esa simpática pareja que se hacen llamar Tennis que, al fin y al cabo, cuando te plantan un vídeo en el que se les ve a ellos dos navegando por alta mar en actitud distendida, soleada y, sobre todo, amorosa, pues como que te enamoras un poquito más (todavía) de ellos. Este clip para “Take me Somewhere“, dirigido por Ian Perlman, es tremendamente simple… pero infaliblemente efectivo a la hora de recordarnos por que “Cape Dory” es uno de los discos que más estamos escuchando este año en FPM. ¿Será porque se acerca el verano? Que va. Es porque es un discarral.

No Hay Más Artículos