Hazte una taza de café (o de té, depende de tus gustos), sienta el culo y disfruta de los cinco minutos y pico del vídeo de “Rembihnútur“, la cuarta entrega del “Mistery Film Experiment Series” con el que Sigur Rós están ilustrando visualmente “Valtári” (XL, 2012), su último disco. Aquí los islandeses siguen reivindicando la faceta de calma contemplativa que bombea en este álbum (para algunos obra maestra, para otros, ballenas grabadas en proceso de apareamiento en el fondo marino). Sea como sea, el vídeo dirigido por Arni&Kinski es una maravilla grabada en un blanco y negro preciosista y luminoso que discurre como un riachuelo de agua en verano y que complementa las entregas anteriormente vistas (realmente la cosa está quedando de lo más experimental, como advertía el grupo que así sería, y aún quedan ocho vídeos más por descubrir).
Imágenes de gente en actitud meditativa (literalmente, los propios directores del clip ensalzan la meditación y la practican desde hace doce años), que evocan soledad e incomunicación y que casan perfectamente con el espíritu contemplativo de una de las canciones más accesibles de su difícil disco; verlo es todo un ejercicio de calma impuesta que a algunos solo arrancará bostezos pero que a otros en medio del trajín diario les vendrá estupendo para hacer un break, resetear y seguir con fuerza con las labores del día.

 

No Hay Más Artículos