Debacle. Así, a saco. Cuando se trata de dar noticias, en FPM no es que nos flipe posicionarnos. Pero cuando tiene que ser, tiene que ser. Y es que el nuevo single de Robyn es, simple y llanamente, un bluff como un palacio victoriano de tres plantas con caseta para el servicio y bosque privado e incluso un campo de croquet en el patio trasero. Así de gigante es el bluff. La letra es de quinceañera, la cosa nunca acaba de despegar, es empalagosa… Y lo jodido es que tiene en cartera tres discos. Pero en los Fantastic TV no nos centramos en las canciones, sino en los videos… y el de “Dancing on My Own” tiene tela. Puro ochenterismo. Puro dios-mío-qué-mal-que-bailo-pero-ponlo-a-otra-velocidad-y-verás-qué-fardón (¡si es que incluso se marca un paso totalmente Marta Sánchez!). Los estilismos, eso sí, tremendos: el jersey unido al pendiente nos encanta. Eso sí, Robyn, cuidado con beber demasiado, que si no te acuerdas de esto y llegas a tu casa toda peda, al quitártelo a lo mejor te arrancas una oreja y todo.

Robyn ‘Dancing On My Own’ (Official Video) from Robyn on Vimeo.

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Fantastic Newsletter

By checking this box, you confirm that you have read and are agreeing to our terms of use regarding the storage of the data submitted through this form.