metronomy-love-letters-gondry

Hace tan sólo unas semanas que escuchamos por primera vez “Love Letters“, el nuevo single de Metronomy que, además, da título a ese nuevo álbum de la banda británica que verá la luz el próximo 1 de marzo… Por aquel entonces (y en este post), ya decíamos que el tema en sí nos parecía un horror, pero también nos preguntábamos: si “I’m Aquarius” se había revelado como un absoluta grower, ¿no podía ocurrir lo mismo con este tema? Respondíamos inmediatamente a nuestra propia pregunta con un rotundo “ni de Blas”. Vamos, que el rollito mimético con David Bowie no hay por donde pillarlo y nos reiteramos en los escalofríos por todo el cuerpo al escuchar ese horrendo saxo que cierra el tema. Aun así, resulta que ya tenemos videoclip para “Love Letters“: un videoclip que nos conduce a una conclusión tan triste como que ni Michel Gondry es capaz de enderezar una mala canción.

Y lo jodido es que Gondry no dirigía videos desde el bastante fetén “Crystalline” de Björk, pero no podemos evitar pensar que en “Love Letters” se ha mostrado ligeramente desentrenado y algo desenfocado. La idea, como siempre en este realizador, es lo más grande: un único plano secuencia, una especie de cubo con múltiples cara y agujeros que va mostrando diferentes panoramas, la banda dentro tocando la canción (y mostrándose ampliamente ridículos: no sabemos si nos da más vergüencita el tipo de la pandereta o el pobre Joseph Mount que parece el teleñeco aquel que tocaba el piano). El resultado es aburrido y lejos del brillo audiovisual que se le presupone a Michel Gondry. ¿O será que la canción es tan mala que incluso nos induce a considerar malo el video? No sé. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

 

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Fantastic Newsletter

By checking this box, you confirm that you have read and are agreeing to our terms of use regarding the storage of the data submitted through this form.