Lana del Rey parece firmemente empeñada en convertirse en el icono WASP de nuestros días (por lo menos en el plano estético). Y por eso no ha tenido reparo en meterse (figuradamente) en las bragas de Jackie O (la viuda de América) para poder tener como partenaire imaginario a JFK (el más WASP de los WASPs) en el vídeo de su nuevo single, “Nathional Anthem“, esa canción que separa a sus fans porque unos la odian y otros la adoran.
Pero claro, estamos hablando de Lana, no de Gwyneth Paltrow y otras mojigatas del club más selecto de la sociedad americana, y por eso le ha puesto un poco de pimienta a la historia invitando a A$AP Rocky para que le dé la contra en un vídeo que ya tuvo su tráiler (que duraba prácticamente lo mismo que la versión de la canción) y cuya extensión final es de casi ocho minutos. Aquí no hay maromos sin camiseta ni leones de los chinos: Lana se enfunda el Chanel para inmortalizarse como amante, sexy y muy blanca (en todos los aspectos) esposa por un lado, y el vestido de corte de sirena por el otro para impersonarse como una improbable Marilyn Monroe cantado el “Happy Barry Mister President”, todo con estética de película Super 8 en lo que parece un homenaje a sí misma y sus inicios.
Jackie y Marilyn, la esposa y la amante, dos en una como el Pronto, que limpia y abrillanta. Y es que el ego de Lana parece ir in crescendo a la misma velocidad que aumentan las dimensiones de su cardado, que empezamos a temer que acabe teniendo las mismas proporciones que el de Marge Simpson.

 

No Hay Más Artículos