justin-timberlake-tko

Vamos a decirlo rápido para que duela lo menos posible: la verdad es que no entendemos este movimiento de Justin Timberlake de prologar su excelentísimo “The 20/20 Experience” (RCA, 2013) con una segunda parte que nadie entiende, que a pocos les gusta y que la mayor parte de nosotros está intentando obviar para que no nos joda la experiencia absolutamente maravillosa que supuso reencontrarnos con el mejor Timberlake (y el mejor Timbaland) hace algunos meses. “Take Back The Night” no es que augurara un mal disco, es que simple y llanamente no estaba al nivel de brillantez de los últimos singles del artista. Y, hace ahora un mes, “TKO” no mejoró las expectativas con un tema que más bien parecía una cara B. Pero no nos pongamos agoreros: está claro que la segunda parte de “The 20/20 Experience” no nos ha apasionado, pero Timberlake es Timberlake y hay que prestarle atención. Siempre.

Como en el caso del nuevo videoclip para “TKO“, donde el director Ryan Reichenfeld pone en escena una idea escrita a cuatro manos junto a Justin. A ver, que la idea tampoco es como para tirar cohetes y se podría resumir con una moraleja tan chunga como “no dejes a una tipa a medias” (porque puede salirte una psicópata que -¡cuidado, espoiler!- te dé un sartenazo en la cabeza, te amarre a la parte trasera de su coche y decida despeñarte acantilado abajo para que nunca más vuelvas a dejar a ninguna mujer a la mitad de su camino hacia el placer). Así de simple. Y así de chungo, porque lo cierto es que la idea no da para más de siete minutos de videoclip y al final la cosa acaba haciéndose aburrida. Pero repetimos: Timberlake es Timberlake. Así que su próximo video lo vamos a volver a abrazar como si esto no hubiera ocurrido.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend