daft-punk-lose-yourself-to-dance

Hace unas semanas, Daft Punk presentaban una promo de un minuto de duración con “Lose Yourself To Dance” de fondo durante el transcurso de esos VMAs que pasarán a la historia porque puso en la boca de todo el mundo cuatro palabras: “twerk”, “guarra” y “Miley Cyrus“. Haciendo un poco de memoria, muchos recordamos que los franceses presentaron en sociedad su “Random Access Memories” (Universal, 2013) precisamente con un clip de un minuto que tenía “Get Lucky” como banda sonora, así que las sospechas fueron inmediatas: ¿iban a pasar Daft Punk del formato videoclip en su nuevo disco y lo único que podríamos catar eran estas mini-cápsulas de un minuto que tampoco es que brillaran por su nivel gráfico (sobre todo, teniendo en cuenta las locuras audiovisuales a las que nos acostumbraron con sus dos primeros discos)? La pregunta se ha respondido hoy mismo, cuando se ha hecho pública la versión larga de aquel clip que vimos hace unas semanas.

La decepción es, cuando menos, palpable. Porque, básicamente, lo que vimos en los VMAs fue a Daft Punk acompañados de Nile Rodgers y Pharrell (que es el que pone las voces, por si se te  había escapado este detalle) vestidos como la Orquesta Mondragón tocando para una fiestaca de tipos motivadísimos que, además de dar palmas de forma sincrónica, estaban posicionados en una pirámide que tenía a la banda en la cúspide, todo dentro de una cúpula retrofuturista muy acorde con los del “Random Access Memories“. En la versión larga volvemos a encontrar exactamente lo mismo… pero durante más rato. Lo que significa que la cosa se hace bastante aburrida y echamos de menos más que nunca a aquellos robots que tan buenos ratos audiovisuales nos hicieron pasar en los inicios de su carrera. Además, un pequeño apunte: suerte que se les han acabado los singles con Pharrell, porque personalmente nos molan más otras canciones que las que tienen con este tipo.

No Hay Más Artículos