El culto al café sigue creciendo en la ciudad de Barcelona y ya tiene nuevo templo: Nømad Roasters’ Home, la nueva locura del barista Jordi Mestre.

 

La cultura de la recesión nos ha instalado en una especie de modorra acomodaticia en la que creemos a pies juntillas que las cosas no pueden ser de otra forma, que el momento histórico que nos ha tocado vivir es una mierda y que no hay espacio para el triunfo de los proyectos nuevos y arriesgados… Pero resulta que, como en toda película yanki de superación personal y triunfo como grand finale, siempre salen por aquí y por allá historias que nos animan a pensar lo contrario, a creer que sí que hay espacio para proyectos nuevos siempre que se traten con una delicadeza y un mimo infinitos.

Toma como ejemplo la historia de Jordi Mestre. Podría recurrir aquí de nuevo a la referencia de cine hollywoodiense y formalizar un argumento que ríete tú del de “Chef” (o cualquier otro bodrio fílmico con el que los yankis están intentando fagocitar la fiebre foodie), pero no merece la pena porque, al fin y al cabo, aquí no hay épica y sí un trabajo duro y constante: Mestre se formó como barista en algunas de las mejores cafeterías de Londres, y fue en esta ciudad donde construyó su propio coffee-truck para poder llevar su café hacia diferentes zonas y mercadillos de la ciudad. A su vuelta a Barcelona, no es de extrañar entonces que decidiera tomar el nombre de Nømad para acuñar su propia marca: la de alguien que sabe que el movimiento continuo sólo puede producir buenas sinergias.

Y si me estoy permitiendo aquí el desliz de blockbuster yanki es porque resulta realmente sorprendente (e inspirador) observar que fue a principios del 2014 cuando celebrábamos la apertura de su Nømad Coffee – Lab & Shop, un espacio al que inicialmente llamamos Cøffee (tal y como puede observarse en este Fantastic Spot que salió publicado en febrero del año pasado) y que ha acabado por convertirse en uno de los mayores epicentros de la revolución cafetera barcelonesa. Es decir, que no hace ni dos años que fue el primer paso de Mestre y, ahora, tan poco tiempo después, toca festejar que el barista ha dado el que es no su segundo paso, sino su primer salto de gigante: la apertura de su nuevo Nømad Roasters’ Home.

¿Cuál es la diferencia del nuevo espacio con el ya existente? La propia localización de Nømad Roasters’ Home, situado en el número 95 de la calle Pujadas, debería ofrecerte una idea aproximada de esa diferencia: mientras que Nømad Coffee – Lab & Shop está casi en pleno centro de la Ciudad Condal, en un lugar de paso ideal tanto para ir a tomar un café, el nuevo Nømad Roasters’ Home aterriza en pleno Poble Nou, una zona que cada vez se está poniendo más y más interesante pero que sigue siendo menos transitada y casual que el centro. De esta forma, el nuevo espacio de Jordi Mestre (y compañía, ya que su equipo se va ampliando cada vez más con adiciones siempre acertadísimas, muy en su línea de profesionales jóvenes e informales pero con unos conocimientos realmente sublimes de la materia cafetera) es un lugar al que hay que ir, no un lugar que esté de paso.

Y la verdad es que, al fin y al cabo, compensa ir a Nømad Roasters’ Home. Para empezar, por el propio lugar: el local se divide en dos espacios, por un lado una estancia amplia reservada para el tueste y el trabajo de los profesionales y, por el otro, otro espacio para la degustación y para acoger al público al puro estilo Nømad, con una calidez nórdica proporcionada por la madera y los blancos luminosos. Los dos espacios se ven separados por una puerta cristalera que permite ver a los profesionales trabajando… Y eso no tiene precio.

Aunque, si somos fieles a la realidad, el principal motivo para visitar Nømad Roasters’ Home es hacerse con un buen paquete de café recién tostado o incluso para dejarse llevar por la maestría literal de los baristas de la casa a través de los diversos cursos que ofrecen. Y es que, si te lo paras a pensar, todos los cultos, en cuanto empiezan a hacerse grandes, necesitan ir multiplicando sus templos para poder albergar a su creciente parroquia… No hay duda alguna de que Nømad Roasters’ Home es el nuevo templo barcelonés de la cultura del café. Allá nos vemos para seguir practicando nuestras liturgias de adoración del oro negro.

 

No Hay Más Artículos