Se acabó el miedo. De hecho, se acabó el miedo de dos tipos. El primero, el temor a que The Magnetic Fields no volvieran a lanzar disco después de que Stephin Merritt se fuera a vivir a LA dejando en Nueva York al resto de su banda. Y segundo, el miedo puro y duro de que la brújula siguiera apuntando hacia los rugosos y primigenios campos magnéticos de los últimos tiempos, aquellos preñados de ruidismo y shoegaze. No. Fuera miedos. “Andrew in Drag” (que es el single de adelanto de “Love at the Bottom of the Sea“, que verá la luz el próximo 6 de marzo) suena a los The Magnetic Fields que nos enamoraron con su visión cachonda del formato clásico de la canción de amor. Y eso no pueden ser más que buenas noticias.

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Fantastic Newsletter

By checking this box, you confirm that you have read and are agreeing to our terms of use regarding the storage of the data submitted through this form.