kwartz-genome

Ahora hace dos semanas justas que, a la hora de hablar del nuevo videoclip de Major Lazer (que puedes ver en este post), comentábamos lo importantes (y azarosos) que son a veces los timings: no es lo mismo que un temarral de baile te llegue un martes que un viernes… Y eso mismo volvemos a repetir a tenor del EP “Genome” de Kwartz, que es ni más ni menos que la cuarta referencia del sello Dust REC, que fue creado por la plataforma de música electrónica, arte sonoro y audiovisual Getting Projects con una prerrogativa más que clara: dejar el que techno puro y duro se desparramara bien a gustito en cada una de las referencias. Así lo han hecho en sus tres publicaciones anteriores y así vuelven a repetirlo en esta ocasión, dando barra libre a Kwartz para que presente dos temas inéditos y los arrope bien calentitos con otras dos remezclas a cargo de Kostnic y Jose Pouj.

Pero centrémonos en los temas de Kwartz, ese productor madrileño bastante jovencito que lleva un tiempo haciendo temblar las paredes internas de nuestra cabeza a base de canciones en forma de martillo hidráulico. En esta ocasión, tanto “Genome” como “Black Chromosome” son una oda al teknazo de toda la vida, aquel que tantas cabezas ha hecho perder a altas horas de la madrugada en tantos y tantos Sónars (y en tantos y tantos clubs). Hay quien cree que la hipnosis musical sólo puede ser posible a través de las atmósferas suaves y amables, pero muchos otros siempre hemos creído que la verdadera hipnosis llega con cortes como estos, con sonidos circulares que no dejan espacio para el pensamiento porque te llenan el cerebro de reverberaciones monstruosas. Definitivamente, Dust REC cada vez pica más alto. ¿Qué será lo próximo?

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend