klaxons-there-is-no-other-time

Ayer mismo, con motivo del anuncio del cartel de BCN Live! (en este post), nos preguntábamos si Klaxons llegarían a este nuevo festival barcelonés con nuevo material bajo el brazo… Lo cierto es que ya hace cuatro años que se lanzó su anterior disco, el no muy exitoso “Surfing The Void” (Polydor, 2010), y aunque teníamos claro que estos chicos no iban a tirar la toalla, ya empezaba a oler un poco a derrota. Pero, ¿cómo? ¿Estamos hablando de derrota en el caso de unos chavales que aterrizaron en el panorama musical con un severo caso de actitud aguda? ¿Qué pasó con aquellos Klaxons a los que parecía que se la sudaba todo porque, básicamente, tenían en sus manos el sonido de su tiempo, del aquí y ahora (que ahora y aquí ya es un pasado pretérito, eso sí)? Pues aquellos Klaxons parece que han recuperado la forma, y aunque todavía no se sabe cuándo se lanzará su nuevo trabajo, sí que podemos escuchar ya un nuevo single que suena brillante.

There Is No Other Time” queda lejos del terrorismo nu-ravero de los inicios de los Klaxons… Y, oye, mucho mejor así. Pero mientras que los singles extraídos de “Surfing The Void” sonaron forzados e incluso desganados, en esta ocasión el trío británico ha conseguido sacarse de la manga un hit en potencia, pegadizo, fardón, bailable y coreable a más no poder. Vamos, que nos ha llegado a principios de febrero pero esto huele básicamente a petarlo lo más grande en los festivales veraniegos. Tampoco nos malinterpreteis: no estamos diciendo que esto sea la panacea musical del mundo moderno. Pero, visto el panorama, es más catchy que el 80% de temas que nos llegan de bandas nuevas supestamente predestinadas a petar los charts de los próximos meses.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend