courtney-love-you-know-my-name-wedding-day

Se impone dejar de hablar de las mamarrachadas de Courtney Love y centrarnos en lo musica: la mujer tiene un nuevo single doble cara A titulado “You Know My Name / Wedding Day”.

 

Si nos ponemos a hacer balance resulta que, históricamente, Courtney Love ha aparecido más frecuentemente en nuestra web por motivos de mamarrachería diversa (demandas, momentos bocachancla, estilismos imposibles, maternidades desastrosas…) que por razones musicales. Pero es que, qué quieren ustedes que les digamos, la ex de Kurt Cobain tampoco es que se lo haya currado en este campo desde hace muchos muchos años. Ahora, y no sabemos si decir “por fin” o no, Courtney Love decide que va siendo hora de volver a estar en el candelero musical. Pero, como lo de ser perra siempre lo ha llevado en las venas (por lo de “vaga” más que por lo de “zorra”… Bueno, por las dos cosas), la ex-Hole decide que pasando de un LP, que eso es muy largo. ¿Un EP mejor? Que va. Demasiado curro. ¿La solución? Un single doble cara A. Páratelo a pensar: ¿quieres realmente un disco de Courtney lleno de mierda embotellada con dos únicas canciones interesantes? ¿O prefieres tener estas dos canciones directamente y pasar de las heces de artista? Pues eso.

A lo que vamos es que Courtney Love acaba de lanzar “You Know My Name / Wedding Day” y que ambas canciones ya se pueden escuchar sin necesidad de pasar por caja (porque, cuando sabes que las vas a vender igualmente hasta la saciedad, ¿no te la pelaría infinitamente dejar que el común de los mortales de forma gratuita?). Podría decirse que “You Know My Name” suena más redonda que “Wedding Day“, pero la verdad es que en la música de esta mujer hace tiempo que la sutileza y los matices dejaron de tener cabida: ambos temas suenan a rabia contenida en guitarras y gritos quebrados. Y esto, que tanto mola cuando tienes 20 años, en el caso de la Love nos preocupa un poco más. Sea como sea, ya está: ya hemos hablado de su música y podemos seguir hablando de sus mamarracherías libremente y sin cargo de conciencia.

 

No Hay Más Artículos