Para toda presentación en sociedad, los padres suelen vestir a sus hijos con las mejores galas para que acaparen fotos sin darse cuenta de que, muchas veces, lo que consiguen más bien es convertir a sus vástagos en envarados espantajos los melones. Precisamente por eso, “Danza” cae bien a la primera: este 12” (primero de una trilogía que se completará en los próximos meses) de Aster llega para presentar el sonido de este dúo barcelonés aficionado a la electrónica analógica y al house retro-nostálgico. Y, evidentemente, consigue lo que se propone: llevar la atención hacia el house espacioso y luminoso de “Assis“, hacia el balearic bañado por aires peninsulares (es decir: de aquí) de “Lamento Castellano” (¿todavía no has caído rendido ante los nombres de los temas de estos tipos?) y el piyulismo a ralentí de after en la titular “Danza“. Todo ello coronado por una remezcla weird y deconstructivista de este último tema a cargo de Ital. Pero, pese a todo lo dicho, lo arrebatador de la propuesta está en que, cuando ha llegado el periodista de turno y se ha hecho sus pajas con los cuatro cortes, vienen Aster y dejan al descubierto la mirada llena de humor y humildad de este 12”. Como unos padres que quieren que sus hijos crezcan sanos y fuertes y que saben que, para ello, lo mejor es dejarse de tonterías.

Assis
[audiotube id=”0y_RHG06YkA” size=”large”]

Lamento Castellano
[audiotube id=”3q8HHrX0KuI” size=”large”]

Danza
[audiotube id=”oztIH9YmUUY” size=”large”]

Danza (Ital Remix)
[audiotube id=”iAjnjIAvxDI” size=”large”]

Y si decimos que aquí hay una mirada llena de humor y humildad, es precisamente por lo que nos explican los mismos Aster:

“‘Assis’ (que en un principio debía titularse ‘Assís Me Gusta a Mí’) es uno de esos temas a los que se les coge cariño. Su historia empieza justo después de hacer limpieza en el estudio y encontrar un cuadruple CD de cantos gregorianos. Escogimos uno de los CDs de forma aleatoria y lo pasamos al ordenador. Al poco, teniamos recortados los samples de monjes que se pueden escuchar en el track. El resto es una mezcla de house-à-la-UK con acordes vitamínicos, bastante en la línea de las primeras cosas de Joy O. Barcelona-Londres-El Vaticano. Ruta destroy.

El ‘Lamento Castellano’ puede considerarse el primer tema de Aster como tal. Como todos los tracks que solemos hacer, la cosa salió de conectar unas cuantas máquinas y ver que pasaba. Un poco de 505 tocada a mano, unos sintes… y, de repente, surgió esa línea de 303 lentorra que lo vertebra todo. Niiiguu-ñiiiguuuu.

Algo parecido sucede con ‘Danza’ (un nombre basatnte odioso, por cierto, pero no hemos encontrado otro mejor). Este es uno de esos que se resisten durante meses… Nunca lo acabas de ver terminado, las percusiones se acumulan por todos lados, empeizas a recortar y darle un poco de forma y, al final, te das cuenta que la primera versión ya sonaba como tenía que sonar.

Sobre la remezcla de Ital, no hace falta decir mucho. El tío es un majete y un crack. Según nos explicó, los samples de voz que mete por ahí, los sampleó de un vídeo de reggeaton que encontró al introducir la palabra “danza” en el buscador de YouTube. Genio y figura, que dicen. Nos encanta el rollo trancero que el tema coge hacia el final. Pocas cosas suenan así de atrevidas hoy en día.

No Hay Más Artículos