A Lana del Rey le ha salido una dura competidora en la dura lucha por ser la Reinona del 2012. Ya lo habéis podido ver porque llevamos meses dando puntualmente el coñazo con Azealia Banks (lo hicimos aquí y aquí y aquí, por ejemplo). La buena noticia para la de “Video Games” es que Azealia no tiene absolutamente nada que ver con ella. Se podría decir que una es la sal y la otra, la pimienta; son el ying y el yang; el café y la leche (bueno, el café y la leche combinan bastante bien). Y aunque el pastel de ser la más cool del momento no es algo que se pueda repartir, quizá a final de año lo dejemos en unas multiraciales tablas…

Azealia ya sabe lo que es que la escojan ser la más cool del mundo mundial. NME lo hizo en su lista del 2011. Y lo hizo sabiendo como sabíamos poco y habiendo escuchado apenas el trallazo “212” y poca cosa más. Pero, claro, semejante bomba y el vídeo en el que la de Harlem se nos comía a través de la cámara (y nos escupía en la cara cosas que no se pueden transcribir en horario infantil) era suficiente carta de presentación para saber que esta tía los tiene duros (los ovarios, digo) y que no se iba a andar con tonterías.

.

Camiseta edición limitada de Hilfiger Denim y Disney.
Shorts Vintage de dos tonos de Runwaydreamz, disponible en Singer22, 158$
Bolso en forma de corazón de Modcloth
Collar de piel rojo de Vince Camuto, 88$
Creepers rosa de Underground, disponibles en Asos, 118,67 Euros

Pero, ¿qué es lo que más nos gusta de Azealia? ¿Además de la facilidad que tiene para parafresar todo lo que se le ponga por delante y firmar trallazos de hip hop y r&b que nos dejan loquers y moviendo el cu-cú siempre que suenan? Que es fresca, genuina y (aparentemente) espontánea. Que no sale en sus vídeos y en las fotos arreglada como si fuera domingo de Ramos. Más bien aparece como si bajara a vender algunos restos de serie al mercadillo de la esquina. Azealia mola porque es la antidiva. Donde Lana pone botox y estiramiento (postural, vital y estético) y persigue ese sueño de ser una diva hollywoodiense en plan 2.0, a la Banks se la sopla todo bastante y se presenta en su ya mítico vídeo de “212” con dos trenzas, un jersey de Mickey Mouse que ya es más buscado por hispters y fashionistas que el Arca de la Alianza y unos shorts raídos.

.

Biker con lentejuelas de Karl, 445$
Body Black Milk, 90AUD
Bañador We Are Handsome, disponible en Les Nouvelles, 230$
Gafas de sol con forma de corazón de Fredflare, 14$

En algunas fotos ya la hemos podido ver en plan pin-up brown sugar con un toque un poco más refinado y fifties que, con el cuerpazo que tiene y sus facciones que son preciosas (la tía eso sí lo tiene: es la hostia de guapa y está cero tocada, gracias al cielo) le queda de fábula. Pero no es la Azealia que nos pone burracos y nos encanta. Nos gusta más la choni de barrio que se funda lo primero que pilla (o, al menos, eso parece), que se planta una biker de cuero y unos pitillos rojos, que se tiñe el pelo de lila y que usa y abusa de las camisetas con estampados de esos que dices “¿cómor?”, que alterna como quien no quiere la cosa el rollo de tigresa de Bengala y el de colegiala ingenua (aunque no se lo cree ni ella).

El próximo 15 de junio Azealia estará liándola parda en el Razzmatazz en su primera actuación de Barcelona. También formará parte del cartel del Día de la Música en Madrid (los días 22 y 23 de junio).

No Hay Más Artículos