hamm

Bueno, pues ya está. Después de un montón de meses de espera y de sequía de series, viendo cosas por ver, sólo por pasar el rato, como cuando una se dejaba tocar el culo con veinte años esperando al amor de  su vida, ya tenemos aquí la esperadísima quinta temporada de “Mad Men“. Y ya hemos visto su primer capítulo: una hora y media de tempo sostenido y de idas y venidas de los personajes que pueblan Sterling Cooper Draper & Price y de la gente que orbita a su alrededor. Por delante tenemos semanas enteras de gozo visual, de discusiones y de intentar entender qué coño le pasa a Don Draper.

¡Ah! Don Draper, cómo lo hemos echado de menos, ¿eh? No ha pasado lo mismo con Jon Hamm: no nos han dejado echarlo de menos porque últimamente está en todas partes. Bueno, están él y su “Hammaconda“, porque como ya sabréis gracias a nuestros Up&Downs (donde hemos ido dando buena cuenta de ello), a Jon Hamm le crecen los enanos por todas partes por culpa de su miembro viril, que últimamente ha adquirido más protagonismo que él mismo. Y es que Hamm ha tenido que soportar que se filtraran en la prensa las quejas que pueblan el set de “Mad Men” por culpa de su sana costumbre de ir sin gayumbos por la vida. Ahí, con todo ESO suelto, set parriba, set pabajo… Y así, claro, no hay quien trabaje. A ver quién es la guapa (o el guapo) que puede concentrarse con ELLO, como diría Jesús Vázquez, “a milímetros escasos de tu boca“. Hamm salió al paso de los rumores y dijo que qué tontería era esa de que él no llevaba gayumbos, que era mentira, que no había un día de su vida que no hubiera calzado calzoncillos… Pero hay Tumblrs enteros (como descubrimos gracias a SModa) que pueden demostrar todo lo contrario, y ya hay quien se pregunta si, teniendo en cuenta ese don anatómico del que goza, no le saldría más a cuenta hacer anuncios de ropa interior.

¿Qué ha provocado esto? Pues que algunas marcas hayan visto aquello de que “a río revuelto, ganancias de pescadores” y han aprovechado la ocasión para marcarse un tanto. Ese ha sido el caso de la firma de ropa interior Jockey, que ha aprovechado que el Pisuerga pasa por Madison Avenue y le ha ofrecido al actor suministro de ropa interior de por vida, que no debe de haber nada más guay para una firma de ropa interior de hombre que vestir la tranca más célebre y codiciada de los últimos tiempos. No tenemos noticia de si Hamm ha accedido o no al buen ofrecimiento de Jockey. Nosotros, con el clítoris en la mano, reconocemos que no tenemos ningún inconveniente en que el hombre siga escandalizando a sus compañeros de trabajo para gozo y disfrute nuestro. Mientras tanto, aquí podéis ver todas las novedades de la firma para este verano.

No Hay Más Artículos