apps-2014

¿Cuantas de las aplicaciones incluidas en nuestra lista de las mejores 15 apps del 2014 tienes en tu smartphone? La respuesta te va a sorprender…

 

Cada año que pasa, se hace más y más difícil abordar nuestra lista de las mejores apps del año. ¿Por qué? Porque, a diferencia de los discos, las películas, los libros o las mamarrachas famosas, el de las aplicaciones móviles es un mundillo en el que abundan las novedades, sí, pero donde los que verdaderamente parten la pana son los que llevan ya varios años activos y van mejorando su propuesta actualización a actualización (bueno, a este respecto lo cierto es que funcionan igual que las mamarrachas famosas). De esta forma, nadie duda que algunos de los presentes en nuestras listas de años pasados (Instagram, Facebook, VSCO Cam, Evernote, Tinder, MyTaxi, Snapchat, Pinterest, Nike+, Line, Snapseed…) han vuelto a ser los protagonistas de este 2014. Pese a ello, nos hemos puesto una premisa básica a la hora de recopilar nuestras aplicaciones favoritas de este año. ¿Cuál? No repetir(nos). Las triunfadoras de años pasados siguen estando en nuestros corazones y en nuestros teléfonos, pero es hora de que demos paso a los nuevos aspirantes a la corona.

 

airbnb15. AIRBNB. Bye bye a todas esas aplicaciones que se venden como el portal definitivo hacia las mejores “ofertas” hoteleras. ¿Ofertas? ¿Ofertas dice usted? Mira, al final todo es siempre la misma mierda: si quieres un buen hotel, paga un pastizal. No hay oferta que valga. Y la verdad es que, en tiempos de crisis como los nuestros, permitirse un buen hotel es tan difícil como conseguir el trabajo de tus sueños… Así que habrá que agradecer a Airbnb (como concepto) que hayan cambiado por completo nuestra forma de viajar (ahora por fin lo podemos hacer quedándonos en casa de gente maja que, además de ser buenos anfitriones, no te cobran un ojo de la cara) a la vez que habrá que agradecer a Airbnb (como aplicación) que se haya renovado por dentro y por fuera, rozando la perfección tanto para los que buscan alojamiento en una ciudad como para los que lo ofrecen. Win win.

telegram14. TELEGRAM. Si Skype es demasiado serio y Line es demasiado intrusivo, ¿qué nos queda? ¿No hay una opción media entre ambas opciones? Sí, existe. Y se llama Telegram. Si en los días posteriores al anuncio de que Facebook había comprado Whatsapp hubo un mensaje que corrió por los chats de este último, ese ha sido “Me paso a Telegram“. No es de extrañar: los interfaces son muy similares, las prestaciones son calcadas… La principal diferencia es que, cuando utilices Telegram, no vas a estar sintiendo la alargada sombra de Facebook mirándote desde el fondo de la app. Sea como sea, hay que reconocer que (más allá de los problemas que tuvieron al principio con el desembarco masivo de una cantidad indecente de nuevos usuario para los que no estaban preparados) el chat de Telegram funciona a una velocidad mucho más elevada que el de Whatsapp. [leer más]

cam-me13. CAM ME. Que vaya por delante que a nosotros lo de la fiebre selfie nos parece una tontada como una casa. Pero lo cortés no quita lo valiente, y lo cierto es que todos nos hemos visto en alguna que otra ocasión en la tesitura poco honrosa de tener que hacernos una foto a nosotros mismos. Y aquí pasa una cosa: todavía no han diseñado un teléfono que esté pensando para hacerse selfies (todo se andará). A día de hoy, resulta prácticamente imposible sostener el teléfono con una única mano y darle al botoncito para hacer la susodicha foto sin haber estudiado antes tres años de contorsionismo en un circo chino. Por suerte, hace ya un tiempo que tenemos entre nosotros a Cam Me: una aplicación que consigue que te olvides del botoncito para hacer fotos gracias a una mecánica sencillisima. [leer más]

slack12. SLACK. Cada vez más, dentro de determinadas empresas se hace necesario un canal de comunicación directo, rápido e incluso informal… La utilidad de Slack aquí está más que clara: lo primero que tienes que hacer es crear un grupo de trabajo y, a continuación, invitar a gente. A partir de ahí, esta app básicamente hace la función de chat entre los miembros del grupo de trabajo: puedes mantener conversaciones privadas con personas en concreto, pero también puedes crear chats colectivos totalmente abiertos (la aplicación ya viene con un chat #general de serie, y la verdad es que es un lugar delicioso para el desbarre) o salas de chat colectivo pero privado en el que el administrador decide quién participa y quién no. ¿Una mezcla entre WhatsApp e IRC (¡qué tiempos aquellos!)? Algo así. [leer más]

facebook-messenger11. FACEBOOK MESSENGER. Lo reconocemos: si por nosotros fuera, esta aplicación no aparecería en nuestro top. Su llegada a nuestra vida fue jodidamente intrusiva: de pronto, la función de “chat” de la app de Facebook se inhabilitaba y los mensajes de “a partir de ahora vas a tener que bajarte otra aplicación diferente porque aquí no vamos a ofrecerte chats nunca más” empezaron a joder nuestra vida de forma insistente y constante. ¿Cuál ha sido el problema al final? Que hay gente en este mundo que parece que sólo sabe comunicarse a través del chat de Facebook (y, de hecho, que sólo sabe comunicar cosas urgentes a través de este medio). El resultado fue que, quisieras o no, al final tenías que bajarte la puñetera aplicación. Así que lo dicho: Facebook Messenger está aquí porque lo hemos tenido que utilizar sí o sí (y mucho), pero no porque nos guste. Que no nos gusta. Ni un pelo.

No Hay Más Artículos