Un profetaLo tenía todo para levantar (mucha pero que mucha expectación): arrasó el año pasado en Cannes, triunfó por todo lo alto en su estreno en Francia el verano pasado… Y en los medios no ha dejado de sonar, desde entonces, como una de las películas del año (¿de este? ¿del anterior? ¿nos aclararemos?). Así que estaba cantado que en cuanto se estrenase en España “Un Profeta“, de Jacques Audiard, iba a pasar desapercibida. Porque no sale Mel Gibson como protagonista, vamos. Y es injusto, no sólo porque el argumento de partida pinte aborde la temática carcelaria con una sequedad extrema, inseminando en su interior una enfermiza relación padre-hijo basada en el model amo-sirviente; sino también porque Audiard ya se confirmó en su anterior film (“De battre mon coeur s’est arrêté“) como un director a tener en cuenta. “Un Profeta“, por mucho que en España sigamos haciendo gala de ineptitud y vaya a pasar desapercibida, es la consagración de un director que ya nos lo advirtió. Yo, por mi parte, no pienso seguir la corriente de estupidez común… y voy a contribuir a la causa con mi entrada de cine.

An educationLo mismo puedo decir de “An Education“, de Lone Scherfig. Puede que la anticipación que me produce el título no sea tan grande como la de “Un Profeta“, pero el hecho de que el guionista haya sido Nick Hornby es el mejor reclamo del que puede alardear un film (bueno, Dave Eggers como guionista  le anda a la zaga). Dicen por ahí que es una revisión del mito de Pigmalión con la diferencia de clases norteamericanas durante los 60 como telón de fondo. Y aunque eso de los 60 ya empieza a sonar a repetido en plena fiebre “Mad Men“, hay que reconocer que apetece modelazos elegantes y estética a lo Douglas Sirk. Además, hay que comprobar si lo de Carey Mulligan es tan grande como dicen…

En el apartado de “esto pinta bien… pero nos puede salir rana” se estrena esta semana “The Lovely Bones“, la frikada post-King-Kong (y post-“El Señor de los Anillos“, pero es que esta ya nos queda más lejos) de Peter Jackson. Pasa un poco como con “Precious“: es tan ostentosa en su acumulación de situaciones truculentas que hace apetecible la opción de quedarse en casa viendo “El Diario de Patricia“. ¿Una niña a la que violan y matan y, desde El Cielo, observa lo que pasa en La Tierra tras su muerte? Pues no sé. A mi me da cosica. Así que a otra cosa… Pasando totalmente de “Al Límite” (porque está protagonizada por Mel Gibson), el último estreno de la semana es “Daybrakers“, que en plan rápido se puede resumir como: Ethan Hawke, año 2019, Williem Dafoe, vampiros… Para algunos esto será lo más. Yo no voy a estar a menos de 500 metros de una sala en la que la estrenen.

No Hay Más Artículos