Editors siguen empeñados en facturar temas de pop-rock con vocación de estadio… Así suena su nuevo single “Magazine”. Y nosotros nos preguntamos: ¿es una jugada ganadora?

 

In Dream (PIAS, 2015), el último disco hasta la fecha de Editors, nos dejó sensaciones encontradas. Por un lado, gracias a su contenido homogéneo enfocado hacia el synthpop, enderezaba relativamente el irregular rumbo del grupo desde el fallido álbum “In This Light And On This Evening” (Kitchenware, 2009). Pero, por otro, transmitía la impresión de que los de Birmingham aún buscaban su sitio en el panorama musical una década después de su debut debido a sus saltos estilísticos entre el post-punk eléctrico, el new wave guitarrero y el pop elaborado con máquinas.

Al mismo tiempo, en “In Dream” se constataba el (legítimo) deseo de Tom Smith y compañía de alcanzar mayores cotas comerciales y una audiencia más amplia y variada, con el consiguiente peligro de alterar demasiado su discurso sonoro primigenio para seguir la estela de referencias manidas como Coldplay o Depeche Mode (tras una etapa en la que habían perseguido la sombra de U2), a pesar de que durante el proceso no dejaron de entregar buenas canciones (caso de “All The Kings”, “Ocean Of Night” o “Life Is A Fear”).

Así que, con algunas dudas en el aire sobre los actuales Editors, hemos recibido la noticia de su regreso discográfico haciéndonos la gran pregunta: ¿sufrirán el denominado ‘síndrome Coldplay’, como les sucedió a los Arcade Fire más recientes? Desvelado “Magazine”, single de presentación de su sexto LP, “Violence” (PIAS, 2018) -que se editará el 9 de marzo-, mucho nos tememos que, al menos en este tema de adelanto, Editors confirman su voluntad de continuar explorando la senda del pop-rock accesible, alejado de aquel post-punk enérgico y sobrado de pegada que los encumbró como posibles sucesores de The Chameleons o Kitchens Of Distinction y como respuesta británica a Interpol.

Con “Magazine”, Editors están dispuestos a lanzarse de cabeza a la piscina del pop de estadio otorgando de nuevo protagonismo a las guitarras (sin olvidarse del piano ni del sintetizador), que en “In Dream” habían quedado relegadas a un segundo plano. Eso sí, en medio de su envoltorio desprovisto de aristas y de su estribillo adhesivo, Tom Smith cuela un afilado mensaje contra “políticos y ejecutivos corruptos” como reflejo del ambiente caldeado que preside la actualidad. De hecho, en su vídeo el propio Smith se viste el traje de aquellos a los que critica realizando una alegoría que, por momentos, parece que va a desembocar en un bailecito similar al que practica Thom Yorke en el clip de “Lotus Flower” de Radiohead.

La gran oportunidad para comprobar en directo los resultados de la evolución de Editors y de su álbum “Violence” llegará en abril, mes en el que la banda visitará España para efectuar una minigira con paradas el día 26 en Barcelona (Razmatazz), el 28 en A Coruña (sala Pelícano) y el 29 en Madrid (La Riviera).

Más información en la web de Editors.

 

No Hay Más Artículos