love-letters

En Fantastic Plastic Mag nos vamos a pasar el mes de febrero escribiendo cartas de amor… Y esto, que conste en acta, es toda una declaración de intenciones.

 

A ver, ¿qué se puede esperar de una web como la nuestra? ¿Qué se puede esperar de una web que nació con la filosofía clarísima de sudar del rollo tomatero y malrollero (pese a que somos conscientes de que eso es precisamente lo que más visitas nos proporcionaría) y, por el contrario, optar por la filosofía del “mejor no malgastar espacio hablando de algo cuando podemos utilizarlo hablando de algo que nos mola“? ¿Qué esperar de una web que tiene un espacio privado (un grupo de Facebook, para ser más específicos -por si a alguien le importa-) en el que, sorprendentemente, hay muchas menos cuchilladas y cuchicheos de lo esperable y muchos más voluntad de compartir esas locuras que nos tienen totalmente locos? ¿Qué esperar de una web que decidió celebrar la Navidad durante dos meses porque uno se le quedaba corto? ¿Qué esperar, entonces? Yo os lo digo: lo más esperable es que, como está a punto de ocurrir, nos pasemos el mes entero de febrero festejando San Valentín.

Pero, ojo, porque en esta temática mensual de febrero va implícita una declaración de intenciones sincera y sentida: Fantastic Plastic Mag es una web que apuesta por el amor. Ya sabes: haz el amor y no la guerra y todas esas gilipolleces que si las ves en el perfil de Tinder de un pretendiente le cae un “NO” como una casa por mucho que sea el hermano gemelo de Kortajarena. Pero es que, tal y como decía más arriba, es algo que va trenzado en el ADN de nuestra web: siempre nos ha gustado afirmar que somos una familia bien avenida a la que le encanta airear sin ningún pudor sus filias. Nos parece un deporte mucho más sano que girar continuamente en torno a las fabias, que hacer leña de árboles caídos y que, básicamente, buscar las cosquillas de lo amarillo para buscar proyección.

Que no, que nada de amarillo. Que lo que nos gusta en Fantastic Plastic Mag es el rosa. ¿No se nota en la elección de los colores de nuestra web? Así que este mes de febrero vamos a haceros una invitación muy especial: queremos recuperar la sanísimas pero casi extinta práctica de las cartas de amor. Durante todo el mes de febrero, no sólo los miembros de la redacción de FPM vamos a escribir nuestras cartas de amor hacia personas, personajes o entes abstractos (que todo vale cuando de amor estamos hablando), sino que también vamos a invitar a algunos de nuestros crushes a que escriban ellos mismos sus propias love letters hacia el objeto de sus anhelos. Esperen ustedes corazones en un puño y esas cosas que, desgraciadamente, no se ven todos los días.

Idealmente, nos encantaría que todas estas cartas fueran manuscritas y enviadas por correo postal. Pero seamos realistas: si así fuera, las acabaríamos publicando en mayo. Así que mejor nos ceñimos al formato online para que el mes de febrero se llene a rebosar de palabras de amor (desesperado o no)… Y, oye, ¿por qué no te aplicas el cuento y decides dejar un poco de lado el rollo de trolear y criticar en Internet para sentarte a escribir una carta de amor en la que te dejes las entrañas? Una cosa te digo: no sólo el objeto de tu amor te lo va a agradecer, sino que tu espíritu va a estar un poco más limpio. Y perdón de nuevo por caer en gilipolleces sensibleras, pero a veces hacen un poco de falta. Pues eso: que viva el amor. Incluso hacia los haters.

No Hay Más Artículos