Jueves 30 de junio. Está todo preparado. Queda 1 día para entrar en el estudio.

Bueno, pues esto ya está: ya estamos a un día de entrar en el estudio.

Hoy he quedado con Javier Ortiz para desglosar, pista por pista, el disco entero. Hemos hablado de sonidos y de ambientes y de cómo vamos a grabar en la sala. Nada que le interese a alguien, la verdad.

Hoy sólo voy a hablar de Theo. Theo es mi sobrino mayor, hijo de mi hermana gemela Patricia. Aunque nació en Madrid hace 3 años y 3 meses, vive en Hamburgo. Theo es un chaval especial (supongo que cualquiera diría lo mismo de su sobrino, claro). Ahora mismo está de vacaciones en Madrid con mi hermana y su hermano Otto (de año y medio de edad, un auténtico seductor). El caso es que Theo pasa los días en casa de mis padres, a las afueras de Madrid. Mis padres viven en un sitio con piscina comunitaria donde hay también muchos niños. Theo no conocía a ninguno y normalmente son todos mayores que él, pero no pasa nada, porque Theo tiene carisma y una capacidad especial para relacionarse. Los niños de la piscina flipan con él, porque de pronto se pone a hablarles en alemán sin querer (es demasiado pequeño para que se dé cuenta de esas cosas). Hoy me ha contado mi hermana que esta mañana le han rodeado cuatro o cinco niños mientras le decían: “Theo, Theo, ¡habla en alemán!”. Y Theo va y dice (en perfecto español): “Hola, soy Theo”. Y los niños, contrariados, ha salido corriendo despavoridos mientras gritaban: “¡Habla en español, habla en español!”.

A mí me ha hecho mucha gracia.

Llevo dos días con Andrea Corr, la cantante de The Corrs, haciendo promo. Por eso no he podido escribir hasta ahora.

[Pepo M.]


No Hay Más Artículos