high-rise

“High-Rise”, “La Bruja” y “El Hombre Perfecto” son sólo tres destacados en una semana en la que la cartelera va bien repleta de pelis interesantes.

 

Ni uno, ni dos, ni tres… Esta semana, al repasar los estrenos de cartelera, he tenido que rendirme ante la evidencia de que hay un total de seis películas que me llaman la atención por algún motivo u otro. Pero como mi tiempo es limitado y no me puedo poner aquí a hablar de seis películas (porque, si lo hiciera, dejarían de ser “destacadas” y pasarían a ser “un montón”, ¿no?), permitidme que despache tres de forma expeditiva: la reunión de Monty Python en “Absolutamente Todo“, la sensibilidad islandesa de “Corazón Gigante” y el ego-trip de “Bombay Goa Express” pintan bien, pero no tan bien como los tres estrenos de las que os voy a hablar a continuación.

El primero de ellos, como no podía ser de otra forma, es “High-Rise“: puede que, tras el pelotazo de “Turistas“, Ben Wheatley se embarcara en un viaje triposo hacia lugares extraños a los que era difícil seguirle… Pero todo parece indicar que su nueva película, con Tom Hiddlestone al frente del casting, va a ser un nuevo pelotazo repleto de mala leche e ironía tan fina que es capaz de cortar la retina. Así lo atestigua el éxito de “High-Rise” en todos los festivales por los que han pasado, donde se ha aplaudido a la cinta como una de las mejores adaptaciones posibles de J.G. Ballard (un autor, por cierto, no demasiado fácil de trasladar hacia la gran pantalla, todo sea dicho).

 

 

Otro estreno que viene precedido por un revuelo considerable es el de “La Bruja“, que ha sido señalado continuamente como un nuevo escalón en la renovación del género de terror más clásico. El film del debutante Robert Eggers retrocede hasta el año 1630 en Nueva Inglaterra para abordar la historia de una familia excomulgada de una colonia cristiana que, abandonada en lo profundo de un tétrico bosque, acaban sospechando que su hija es una bruja que les está haciendo la vida imposible. ¿Va a ser el “It Follows” de este año? Todo puede ser.

 

 

Y, para acabar, “El Hombre Perfecto“: ¿cómo no caer enamorado ante cualquier ficción que diga beber de Patricia Highsmigh en general y de “A Pleno Sol” en concreto? En el caso de la película de Yann Gozlan, nos encontramos ante un hombre que se hace famoso con una novela que no ha escrito él y, de repente, se ve viviendo la vida de alguien que no merece ser. No sé vosotros, pero cómo me gusta a mi un impostor.

 

No Hay Más Artículos