lego

Tengo que reconocer que la semana pasada metí una gamba bastante grande… Será que tenía muchas ganas de que se estrenara “Nebraska“, pero lo cierto es que me dio por destacarla como estreno de la semana cuando resulta que el film de Alexander Payne no se estrenaba hace siete días, sino que llegará a nuestras pantallas mañana 7 de febrero. Así que, tras pedir perdón público, ¿qué hacer? Lo más inteligente: remitirles a ustedes a otro de los estrenos de esta semana que, de hecho, es algo así como la antítesis de “Nebraska“. Está claro que, si te gusta el cine de Payne, eres tan esnobista como yo; pero, incluso con tanto nivel de cinefilia corriendo por tus venas, de vez en cuando seguro que te permites algún que otro desliz palomitero. En este caso, ¿qué mejor desliz palomitero que el que reclama la atención de tu nostalgia? Y digo esto porque no sé vosotros, pero a mi lo de “La Lego Película” me tiene indeciso: ¿pago por verla en el cine? ¿O espero a verla en Canal+ y no correr el peligro de ser visto en público entre los espectadores del film?

 

Sea como sea, y teniendo en cuenta que la semana pasada sólo destaqué “Nebraska“, hoy me propongo hacer justicia con dos films que se estrenaron hace siete días y que pasé completamente por alto. El primero, con algo de reservas, es precisamente “La Gran Estafa Americana“, pero como David O. Russell está en algo así como una cuarentena artística, mejor destacar (de forma tardía) “La Venus de las Pieles“. Roman Polanski sigue practicando cine dentro de los márgenes de sus posibilidades (vamos, las posibilidades de su auto-exilio forzado por problemas legales en EEUU). Pero, a ver, ¿cómo no babear ante la posibilidad de un duelo de titanes entre Mathieu Amalric y Emmanuelle Seigner a partir del mítico libro “La Venus de las Pieles” de Sacher-Masoch? Escalofríos de placer siento sólo de escribirlo, señores.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend