paraiso-esperanza

A la tercera va la vencida… Ya llevábamos dos semanas en las que los blockbusters veraniegos le ganaban la partida a Ulrich Seidl, pero de esta semana no podía pasar que su trilogía “Paraíso” se erigiera finalmente como la destacada absoluta de nuestra cartelera. Ya no hay blockbusters que valgan: será que nos acercamos a septiembre, el calor remite e, indudablemente, el esnobismo vuelve a ser el faro que guía nuestras vidas. O puede ser, más bien, que al final los blockbusters de este verano hayan sido todos un horror y estemos un poco hasta los moños de Miley Cyrus. Así que a lo nuestro. Si “Paraíso: Amor” abría la trilogía de Seidl con la historia de una mujer que hace turismo sexual en Kenia y “Paraíso: Fe” cogía a su hermana y la desgarraba entre su fe católica y su marido musulmán, ahora “Paraíso: Esperanza” toma como personaje central a la hija de la protagonista de la primera de las tres películas. El argumento, de nuevo, auscultará la “paradisíaca” vida post-moderna a través del amorío de verano de una joven con un tipo que le dobla la edad. Podemos esperar, como en las otras dos entregas, puro Seidl: una capacidad innata para el plano pictórico y, sobre todo, una visión sardónica que congela la sonrisa en el espectador. El arte sublime, al fin y al cabo, de bascular en la cuerda floja con el mal rollo a un lado y el buen rollo a otro.

Sea como sea, también hay que reconocer que esta semana el cine también va a recibir otro de los grandes blockbusters del verano: “Kick-Ass 2. Con un par“. Pero la sombra de la sospecha es alargada: ¿no es una segunda parte una pequeña-gran traición al espíritu gamberramente indie de la primera “Kick-Ass“? Puede que sí, puede que no. Para saberlo tendremos que ver la continuación de las aventuras del superhéroe encarnado por Aaron Johnson. Otra pregunta cabrona: ¿le volverá a eclipsar Chloë Grace Moretz?

Volvamos al terreno esnobista, que es el que mejor se nos da. Otro estreno para los que sudan del rollo palomitero… O no. Porque el hecho de que Boyero sea fan de “Mud” ya debería ponernos en sobreaviso de las dimensiones que está alcanzando la figura de su director, Jeff Nichols. Todo parece ser que se repetirá el proceso de su anterior “Take Shalter“: exitazo en Cannes, estreno laureado en nuestro país. Y no sé vosotros, para mi aquella fue una decepción, así que espero que aquí se rompa el patrón de Nichols.

¿Cuatro estrenos destacados esta semana? ¿Pero qué invento es esto? Pues sí. Cuatro estrenos destacados porque sería una injusticia dejarse fuera a una cinta tan especial como “The Act of Killing“: un documental valiente y controvertido en el que Joshua Oppenheimer toma a todo un conjunto de asesinos de masas y les insta a recrear de forma totalmente artística y poética sus propios crímenes. Puede ser impactante… Pero también infinitamente bello.

No Hay Más Artículos