Mujer sin pianoHay que reconocer que esta va a ser una semana cargadita de estrenos en la que será difícil decidir en qué priorizamos nuestros religiosos 6 euros a la hora de comprar una entrada. Muchas son las opciones, pero me veo con la necesidad moral de destacar, evidentemente, lo que sale de aquí. Y si en otras ocasiones me costaría horrores (siendo conscinete que la media de calidad de los estrenos patrios no supera a los de un episodio de El Diario de Patricia), en lo que concierne a “La Mujer Sin Piano” no tengo ninguna duda de que será de lo más destacado de la temporada: destacada especialmente entre la hornada nacional presentada en el último Festival de San Sebastián, la cinta de Javier Rebollo se perfila como un afinado retrato de la pequeña-gran escapada de una ama de casa. Alienación y poesía en tonos grises… Y con Carmen Machi de protagonista huyendo de su personaje de Aida. Esperemos que el río suene por algo.

En Tierra HostilPor su parte, el otro estreno que oposita a hacer sombra a Rebollo y compañía es, sin duda, “En Tierra Hostil“… horrorosa traducción de ese “The Hurt Locker” que lleva un par de temporadas ganando en prestigio por la via fetivalera y que, por fin, se estrena en nuestro país. Es fácil situar en el panorama a Katherin Bigelow con aquella ida de la olla post-punk que fue “Días Extraños” (y, muy probablemente, hay que culpar a la directora de hacer creer a Juliet Lewis que molaba y que podía ganare la vida cantando… pero esa es otra historia)… Aun así, “En Tierra Hostil” se perfila como la entrada de la directora en el Olimpo de los autores cinematográficos: una panorámica en gran angular arrojada sobre el ingrato terreno de trabajo de una brigada dedicada a desactivar bombas en zonas de combate. ¿Que el cine bélico provoca cierta modorra en estos días? Sí, vale. Pero démosle una oportunidad a “The Hurt Locker” para que nos cambie esta idea preconcebida.

InvictusInvictus” está llamada a conquistar taquilla sin necesidad de que la destaquemos aquí. Pero lo cierto es que, viendo la carrerilla que ha cogido Mr. Clint Eastwood en sus últimas películas, es difícil no salivar con la expectativa de una nueva entrega de uno de los últimos directores clásicos de la escena hollywoodiense. Y es que, por mucho que Eastwood nunca haga nada nuevo, lo cierto es que consigue emocionar (que no sorprender) a cada nuevo movimiento. Basándose en el libro “The Human Factor: Nelson Mandela and The Game That Changed The World“, el realizador vuelve a cincelar una historia de superación humana para narrar la historia de cómo Mandela unió fuerzas a François Pienaar (Matt Damon), el capitán del equipo nacional de rugby de Sudáfrica, con tal de unir el país. Lo de siempre… Pero gustará como siempre.

Y, muy bien, estos tres estrens conforman un imbatible poker de ases, pero no hay que pasar por lo alto al resto de novedades: desde esa “Chéri” que promete dosis de cine de época a los que aún pueden pasar por alto la parálisis facial de Michel Pfeiffer hasta “La Cuarta Fase” y el nuevo ataque yanki al cine de terror de toda la vida (esta vez, con Mila Jovovich destacando entre el elenco), pasando por “Krabat y El Molino Del Diablo” (fantasía para niños no tan niños), “Pedra, Peixe, Río” (documental con voluntad social) y “Todo Incluído” (comedia post-Apatow… sin Judd Apatow. Así que ya me diréis donde está la gracia).

No Hay Más Artículos