grandes-esperanzas

Ya estamos de nuevo: llegan las vacaciones y, con sus puentes por medio, descuajaringan por completo la rutina tradicional de la cartelera cinematográfica. Primero, porque los estrenos pasan del viernes al jueves o al miércoles. Y segundo, por encima de todas las cosas, porque a la mayor parte de los mortales se la suda por completo lo que se estrene antes de un puente-acueducto como el que tenemos encima: lo que se impone es saber qué vas a hacer alejado de la ciudad… Y seguro que el cine no está entre tus prioridades. En el caso que nos ocupa, hay algunos estrenos para los cinéfilos más fieles (como el documental “Infieles“: la visión del 15-M según Tony Gatlif) y otros para los que prefieren los libros (como la adaptación de “La Soledad de los Números Primos” de Paolo Giordano). Pero si hay un estreno que se lleva la palma esta semana es precisamente “Grandes Esperanzas“: ¿a alguien se le ocurre mejor forma de emplear estos días en los que los cristianos se matan (supuestamente) a hambre que con un peliculón de época basado en un libro completamente infalible? Muy mal lo tiene que haber hecho Mike Newell como para no alegrarnos un poco la Semana Santa.

No Hay Más Artículos