juerga-hasta-el-fin

Esta semana, el corazón de la cartelera vuelve a estar dividido. Y vuelve a ser culpa, de nuevo, de Ulrich Siedl. Pero no adelantemos acontecimientos… Y repitamos patrones, porque lo cierto es que en esta ocasión, por mucho que tire la serie “Paraíso“, vuelve a ganarle la partida el consabido blockbuster veraniego. Eso sí, esta vez no es cualquier blockbuster: es, tal y como atestigua nuestro Top 10 de blockbusters de 2013 (que puedes ver en este post), el mejor blockbuster de la temporada. También es, por definición, el menos blockbuster de todos los blockbusters, ya que en “Juerga Hasta El Fin” (nueva traducción obscenamente surrealista del original “This Is The End“) no hay ni efectos especiales, ni robots gigantes, ni colonias de ricos en una estación espacial ni apocalipsis zombies. En “Juerga Hasta El Fin” hay eso, mucha juerga. Supuestamente hasta el fin. Y es que el punto de partida es tremendo: James Franco (interpretado por James Franco) monta una fiesta en su casa para amigotes como Seth Rogen o Jonah Hill (interpretados por Seth Rogen y Jonah Hill, respectivamente), con tanta mala suerte que resulta que la celebración coincide con el fin del mundo. ¿Cómo afrontan esta troupe semejante cataclismo? Ahí estará la gracia. Donde no veo yo ni puta gracia es en el hecho de que “Juerga Hasta El Fin” no se estrene en versión original subtitulada en ninguna sala de nuestro país. Vergüenza pura y dura.

Y, de nuevo, el segundo destacado de la semana va para Ulrich Seidl: si la semana pasada estrenaba “Paraíso: Amor“, esta semana es el turno de “Paraíso: Fe” (y preparémonos, que la semana que viene llega “Paraíso: Esperanza“). De nuev, Seidl juega al despiste, y si en “Amor” encontrábamos una mujer haciendo turismo sexual, en “Fe” habrá otra mujer que se toma la fe de forma muy libre. Y mejor no dar más pistas.