mademoiselle-c

Esta es una de esas semanas en las que parece que nada destaca… Nada menos “Mademoiselle C.”, el documental sobre la giganta Carine Roitfeld.

 

Este es uno de esos fines de semana en los que resulta prácticamente imposible elegir los destacados de esta sección de cartelera… Y no precisamente por sobreabundancia. Tampoco por todo lo contrario. Simple y llanamente, hay mucha cosita interesante pero que tampoco mata: el caldo de cultivo ideal para que alguno de estos estrenos pegue un petardazo tremendo y se convierta en el primer gran blockbuster de la temporada. Pongamos, por ejemplo, esa “Yo, Frankenstein” que nos llega a rebufo de delirios camp como “Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas” o “Abraham Lincoln: Cazador de Vampiros” y que, sin lugar a dudas, a la única historia que va a pasar es a la de mayor número de palomitas engullidas por minuto (y, oye, es un record que mola lo suyo). Aun así, como la dinámica de esta sección implica destacar uno de los estrenos, me veo en la necesidad de “Mademoiselle C.“: soy consciente de que el documental sobre Carine Roitfeld puede ser un petardazo que ni los de San Juan. Pero, oye, la antigua editora de Vogue que decidió dejarlo todo y crear su propia revista es uno de esos personajes a los que inevitablemente le tienes cariño a poco que estés metido en el mundo de la moda. Sólo por eso, ¿no está plenamente justificado pasar una hora y media en su compañía?

Y, hablando de dinámicas de esta sección de cartelera, no podría darla por zanjada sin hacer un guiño a la masa esnobista. Para todos ellos, y con mucho cariño, aquí va la recomendación de “Un Cuento Francés“, que viene a ser el nuevo triángulo amoroso de una experta en comedia elevada como Agnès Jaoui. Supongo que la simple mención del nombre de esta ídola es motivo suficiente para que los fans del mejor melodrama francés corran hacia la taquilla. Si el calor les deja. Que vaya tela.

No Hay Más Artículos