Si a alguien le ha dado tiempo a formarse la idea de que este repaso semanal a los estrenos de la cartelera española va a ser un dechado de snobismo… que se lo vaya quitando de la cabeza. Y si le cuesta, que mire la imagen por encima de estas líneas y siga leyendo: sí, nuestro destacado (absoluto) de esta semana es “Furia de Titanes“. Y no voy a negar que en Fantastic Plastic Magazine somos muy fans de los hombres con falda (mantenéos en sintonía para sorpresas a este respecto), pero es que el film protagonizado por Sam Worthington lo tiene todo para ser el estreno de acción y ciencia ficción de la temporada, el film definitivo que fulmine tanto a snobs como a quillos de extraradio. Argumento clasicote, buenorras y buenorros, efectos especiales, dioses y semidioses, monstruos y monstruas… Todo siempre a punto de cruzar la línea de la vergüenza ajena. No le falta nada para fascinar, sí señor. Y, además, viene envuelta en ese 3D que todavía no ha demostrado sus posibilidades (sí, señores, lo de “Avatar” era un timo de tomo y lomo). ¿Será “Furia de Titanes” el primer título en 3D realmente justificado?

Pero volvamos a nuestros derroteros habituales. Si sigue habiendo alguien con tantos prejuicios como para no pasar una tarde palomitera en compañía de hombres en falda, puede lanzarse al snobismo habitual de la mano de “Soul Kitchen“, la última aventura de Fatih Akin a la búsqueda del cine fronterizo. La trama parece más liviana que de costumbre en el director: un tipo que decide traspasar su negocio (un restaurante) justo en el momento en el que empieza a tener éxito. Mucha música, muchas étnias y un buen rollo que nadie hubiera intuido viendo “Contra La Pared“… Pese a todo, sigue abierta la incógnita que nadie parece atreverse a resolver: ¿fue lo de aquella película un golpe de suerte o Akin es un valor seguro del nuevo cine internacional?

Por lo demás, mucha medianía pre-veraniega en la cartelera: Emma Thompson haciendo la panoli en el estreno infantil de la semana, “La Niñera Mágica y El Big Bang“; una historia de milagros religiosos en “Lourdes” que huele un poco a simplismo de post-guerra; otra de familias disfuncionales con secretos inconfesables en “Luciérnagas en el Jardín“; “Recuérdame” y la ración de Robert Pattinson para emo-adolescentes; la historia de un fotógrafo al que le diagnostican una enfermedad terminal y se embarca a la búsqueda de una foto anhelada que desconoce y que nunca hizo en “Un Lugar Lejano“; y, por último, “Anclados” o la aproximación a la desaparición de la Unión Soviética a través de cuatro marineros en Las Palmas de Gran Canaria.

Raül De Tena

No Hay Más Artículos