No podía ser de otra forma… Si, con todo el revuelo que está levantado “Buried (Enterrado)”, no le hubiéramos dedicado el destacado de la semana, habríamos quedado como unos pardillos. Pero es que lo cierto es que la peli de Rodriguo Cortés tiene todas las papeletas para convertirse en una de esas cintas que molen por igual a los palomiteros de sesión golfa y a los críticos adictos a las brumas finlandesas. Vale que puede que al director se le llene la boca demasiado cuando habla de Hitchcock (hay referencias por las que se deberían pagar derechos de autor e incluso pasar un examen para poder utilizarlas), pero es que una hora y media encerrados en un ataud con la compañía de un teléfono móvil y una linterna pone burraco a cualquiera. Incluso si es en compañía de de Ryan Reynods. O puede que en vez de “incluso” debería haber puesto “y sobre todo”… Pero va a gustos.

Machete”, por su parte, parece la confirmación de que Robert Rodríguez hace lo que le sale de las pelotas. Será por su estrecha relación con Quentin Tarantino (ese Rey Midas de lo comercial con ínfulas indies de serie B… ¿o era al revés?) o será porque el director sigue fiel a sus descacharrantes orígenes, pero lo cierto es que “Machete” pinta como una cima absoluto de la psicotronia espaguetil… y Rodríguez encantado. La historia de un exmercenario que pretende limpiar su nombre y se topa con Steven SeagalSteven Seagal! ¡Y estamos a 2010! Que os juro que he mirado el calendario) podría dar para bien poco. Pero me da en el morro que, en manos de este hombre, dará para pasar algo más que un buen rato.

El debut de Diego Luna como director de ficción (ya había dirigido un documental con anterioridad), titulado “Abel”, bien podría ser otro destacado del mes con su historia de niño que deja de hablar porque sí. Lo mismo podría decirse de la misteriosa y mística “Cielo” de Deepa Mehta. Pero no nos queda más espacio para destacados. Así que mejor seguimos… Porque los que sí que no merecen ningún tipo de relevancia son las nuevas aventuras del insufrible Zac Effron en “Siempre a Mi Lado (Charlie St. Cloud)” (¿podrían haber escogido un título que provocara mayor rechazo?) y la parodia vampírica de “Híncame el Diente”. Que, para esto, nos quedamos con el “Brácula” de Chiquito de la Calzada.

[Raül De Tena]

No Hay Más Artículos