Caballa Canalla: redescubre la Barceloneta a base de arroces, tapas y platillos

Ya va siendo hora de que los barceloneses redescubramos la Barceloneta… ¿Y qué mejor que hacerlo con las tapas y platillos de Caballa Canalla?

 

Si jugamos a hacer un símil entre buscar tu próximo restaurante favorito y elegir la zona de la ciudad de Barcelona en la que refugiarse durante un Apocalipsis Zomby, está clarísimo que en ambos casos evitaríamos la Barceloneta a toda costa. Al fin y al cabo, ¿no son los turistas una especie de zombies infectos de los que nos toca huir día sí y día también en la Ciudad Condal? ¿No son una especie infra-humana con una mente común que les obliga a moverse en manada de un lado hacia el otro destrozando todo a su paso?

Sea como sea, y dando por zanjada la bromita, hay que reconocer que hubo un tiempo en el que la Barceloneta fue sinónimo de buen comer, de pescado fresco y barceloneses de pura cepa de esos que tenían la piel como cuero viejo debido a la sobrexposición al salitre del mar. La Barceloneta era sinónimo de casitas viejas en estado paupérrimo y de viejecitos amables que llevaban la historia de la ciudad trenzada en su ADN… ¿Cómo se ha acabado por convertir en lo que es hoy: una trampa para turistas? Ni idea. Pero como soy una persona de celebrar más que de llorar, voy a optar por festejar que por fin empiezan a haber nuevas ofertas gastronómicas en la Barceloneta capaces de hacer que los barceloneses volvamos a esta zona tan icónica. Y que volvamos con gusto.

Nuevas ofertas gastronómicas como, por ejemplo, Caballa Canalla. Antes de nada, lo que sorprende de este restaurante es que abriera sus puertas en un lugar como en el número 1 de la Plaça Poeta Bosca, en uno de los laterales del Mercat de la Barceloneta. Lo primero que piensa cualquiera es que, si hay un lugar para atrapar a los turistas vilmente, es ahí. Pero, a continuación, uno cae en el hecho de que todos los mercados de Barcelona tienen restaurantes tradicionales y “de aquí”, así que no es de extrañar que ni McDonalds ni ninguna otra cadena hórrida se hiciera con la licencia del local y que esta fuera a parar al chef Guillem Rofes (encargado de la cocina) y su madre Isabel Galobardes (encargada de la gestión).

 

 

Caballa Canalla es lo que viene siendo un restaurante familiar… Aunque nadie lo diría al observar la decoración de un local moderno y divertido que hace honor al “canalla” de su nombre. El restaurante se divide en diferentes espacios: la imprescindible terraza (de ensueño) y un interior donde la planta baja y la superior están divididas. Eso facilita la celebración de eventos de todo tipo, sobre todo en la planta superior. Aunque tampoco habría que perder de vista la que se lía en Caballa Canalla todos los domingos, cuando la carta cambia ligeramente para adaptarse a una fiesta con djs de esas en las que sabes cuándo entras pero no cuándo sales. Vamos, que se te va el santo al cielo a base de comida, bebida, musicón y gente guapa. Planazo ideal para acabar la semana.

Y planazo que, al fin y al cabo, no es ni más ni menos que espejo del la forma en la que el chef Guillem Rofes lleva el local y se aproxima a la gastronomía. En Rofes hay mucha tradición (ahí está la influencia de su madre, es de suponer, pero también está la formación clásica en lugares como Hoffman o AbaC), pero lo interesante es que esa tradición se mezcla desprejuiciadamente con una actitud desenfadada, divertida y aperturista. Una mentalidad típica de la Barceloneta que encuentra su camino hacia una carta en la que brillan especialmente los arroces (la especialidad del local, como manda el canon de la zona), tapas particularmente gozosas como las croquetas o la chocante ensaladilla rusa y platillos imprescindibles como el pulpo al estilo canalla o el bacalao del “Perelló”.

¿Qué significa esta diversidad en la carta? Que Caballa Canalla es el destino perfecto para múltiples ocasiones: cuando quieres un tapeo informal al salir de la playa de la Barceloneta (o después de un paseo reconstituyente por la zona), cuando quieres una cenita de platillos o cuando te apetece un arroz de domingo regado con buena música y mejor compañía. Y lo mejor de todo: Caballa Canalla es un punto perfecto en el mapa desde el que los barceloneses podemos recuperar el amor por la Barceloneta. Que ya nos viene haciendo falta. [Más información en la web de Caballa Canalla]

 

No Hay Más Artículos