Hace unos meses, Rubén del Rincón firmó una de esas obras que, mirando hacia el pasado, arrojan una interesante visión de nuestro presente. “Entretelas” (publicado por La Cúpula) abordaba una historia ambientada en la Catalunya de los años 80, cuando una fábrica textil es abandonada a su suerte por la patronal que la rige. Las opciones de los obreros son escasas, pero se lanzan a la lucha activa a través de la formación de una cooperativa que mantenga a flote la fábrica y, sobre todo, que les devuelva la dignidad perdida. Si todavía no has empezado a ver paralelismos, es que tienes un problema. Sea como sea, “Entretelas” ha sido otro motivo más para prestarle atención a Rubén del Rincón, autor surgido de la cantera Joso que, a finales de los 90, ya estaba publicando en Kiss Comix y que, desde entonces ,no ha dudado a la hora de dar el salto hacia Francia, base de operaciones de esa exitosa “Los Mosqueteros” que ya tiene bastantes tomos en la calle y que realiza junto al guionista J.D. Morvan. Motivos suficientes para que en FPM nos muramos de ganas de ver qué recomendaciones realiza Rubén para nuestro Book Club

.

Rubén del Rincón recomienda…La Saga de Atlas y Axis” (Dibbuks) de Pau y “Las Calles de Arena” de Paco Roca. “Lo mas probable es que lo que yo recomiende le suene a todo el mundo, porque actualmente no soy un gran lector habitual de comics… Bueno, yo os recomendaría no uno, sino varios…¡Soy incapaz de decidirme por uno de los que tengo en mente!

La Saga de Atlas y Axis” de Pau, por ejemplo. Es un libro de aventuras como no se veía hace tiempo. A partir de una estructura de aparente aventura clásica de las de toda la vida, de esas en que el ritmo lo es todo, se desenvuelven unos personajes y unas situaciones únicas y sorprendentes, al ritmo exacto que requiere una gran aventura en la que el lector es uno mas. Consigue que te metas en la situación de inmediato, y las reacciones de los personajes y sus miserias diarias te afectan e interesan. El dibujo es una verdadera obra de arte, se contagia en cada viñeta le hermosura de viajar, de descubrir nuevos lugares, ambietes, compañias y climas… Y a los que nos gusta viajar reconocemos en el viaje de los protagonistas esos pequeños momentos de miseria que siempre te sobrevienen en un viaje, por bonito que este sea. Creo que nunca antes se había dado tanta importancia en una aventura al elenco de paisajes que visitan en esta saga.¡Acabas de leerlo y te dan ganas de viajar! Por si fuera poco, las situaciones límite no se trivializan, sino que salen a la luz para los personajes dilemas morales que deben afrontar.

Las Calles de Arena” de Paco Roca. Es un libro que creo que pasó algo desapercibido, pero que a mi, cuando lo leí, me sorprendió muy gratamente. Y cuanto más lo recuerdo, más me gusta. Trata de cómo la sociedad trata de imponerte en su camino de soporíferas convencionalidades, un camino a seguir que te domestica, que te aborrega, y de cómo el protagonista se pierde en sus fantasías tratando de llegar allí pero sin perder su autenticidad. La realidad es que, en el fondo, no quiere llegar a la mediocre meta que será el siguiente paso en su vida. Me pareció una perfecta metáfora de la situación que todos debemos afrontar ante la disyuntiva de seguir el camino de la masa o encontrar el tuyo propio. Los personajes que aparecen en la obra refuerzan esa idea y enriquecen a cada estadio del libro, cada uno con sus limitaciones obvias, la vida del protagonista (y, por tanto, la vida de todos nosotros).

Si tiene que ser uno sólo, me decanto por el de Pau, que aunque menos reflexivo, es completamente apasionante.

No Hay Más Artículos